El 30 de abril termina el primer plazo anual para cambiar la base de cotización de autónomos

Fin plazo cambiar base cotización

La elección de base de cotización es algo que el autónomo decide en el momento en que se da de alta. Esa base puede cambiarse dos veces al año, tanto para subirla como para bajarla. Si el cambio se realiza hasta el 30 de abril, surtirá efectos a partir del 1 de julio del mismo año. Si se realiza entre el 1 de mayo y en 31 de octubre, surte efectos a partir del 1 de enero del año siguiente. Lo normal es que, aún cuando no se soliciten modificaciones, la base de cotización se incremente automática y anualmente en el mismo porcentaje en que se aumenten las bases máximas de cotización en este Régimen Especial.

El autónomo puede elegir libremente su base entre la máxima y la mínima en vigor en cada momento. Pero existen limitaciones en función de la edad, que impiden que ésta pueda exceder de ciertas cuantías. Los menores de 47 años a 1 de enero de 2.015 pueden optar entre la base mínima (884,40 euros) y la máxima (3.606 euros), pudiendo elegir cualquier otro importe comprendido dentro de ese rango. Pero aquellos que a 1 de enero de 2015 tengan 47 años de edad y su base de cotización actual fuera inferior a 1.926,60 euros, no podrán elegir una base superior a los 1.945,80 euros..

Para pedir el cambio de base, el autónomo deber presentar el modelo TC.4005. Este modelo puede presentarse en papel en las oficinas de la Seguridad Social o a través de la Sede Electrónica, entrando en el apartado “Ciudadanos> Servicios con certificado digital o/y Servicios con certificado SILCON>. Solicitud cambio de base de cotización (Autónomos)“.

Como es obvio, el cambio de base determina la cuota a pagar y computa también para el cálculo de las pensiones contributivas de jubilación e incapacidad. Esto lleva a muchos autónomos a plantearse un incremento de base a partir de una edad, a fin de obtener una pensión de mayor cuantía en el momento de la jubilación. No obstante, debemos ser prudentes en el momento de realizar el cambio, no vaya a ser que nos carguemos con una cuota de autónomos a la que quizá no podamos hacer frente y tengamos que esperar para poder bajarla.

Hace ya tiempo que la Seguridad Social se plantea introducir cambios en esta norma y permitir a los autónomos elegir sus bases de cotización cada mes y no sólo dos veces al año. Esto haría posible que los trabajadores adaptaran su cotización a sus ingresos reales, mediante un sistema flexible y ágil de pago de cuotas. El autónomo podrá estimar el importe a pagar en función de sus ingresos mensuales, sabiendo que si el mes siguiente son menores, podrá volver a modificarla sin problema.New Call-to-action