El Gobierno prepara una reforma del régimen de IVA de caja

Tickets

A finales del pasado año, el Gobierno puso en funcionamiento el régimen del IVA de caja, un sistema de liquidación del impuesto basado en el cobro y no en el devengo como ha sido siempre. Se pretendía solucionar los problemas de liquidez de las empresas, que tienen que adelantar unas cantidades a menudo pendientes de cobro.

Sin embargo, este sistema no ha tenido éxito, pues no se ha acogido a él ni el 10% de los autónomos. Una de las principales razones es que el IVA de caja obliga a declarar según este criterio no solo al que se ha acogido a él sino a los destinatarios de sus facturas. Esto dificulta las relaciones comerciales, puesto que una empresa que recibe una factura de un proveedor en este régimen, tiene que declararla también atendiendo al criterio de caja, aunque no esté incluida en él.
Guía Completa del IVA

Para mejorar el sistema y animar a las PYMES a utilizarlo, el gobierno prepara introducir en él ciertas reformas. Una de ellas es la inversión de sujeto pasivo. El proveedor que emite una factura tendrá que esperar su cobro un máximo de 60 días, tras los cuales podrá dirigirse a la Agencia Tributaria, denunciar el impago y solicitar la inversión del sujeto pasivo. De este modo, será el destinatario quién tendrá que declarar el IVA, evitando la empresa emisora adelantar lo que no ha cobrado. Hacienda también podrá detectar así las empresas que aplican deducciones que no han abonado.

Esta novedad tiene sus inconvenientes. Hay que tener en cuenta que las liquidaciones trimestrales de IVA, como su nombre indica, comprenden el periodo de 3 meses. Si tomamos como referencia el trimestre que acaba de terminar, el tercero, vemos que se han declarado facturas de julio, agosto y septiembre. Si una empresa acogida a este régimen emite una factura en el mes de julio, tendrá que esperar dos meses, es decir, hasta septiembre, para poder solicitar la inversión de sujeto pasivo. De este modo, no incluiría ese IVA en el devengado del trimestre.

Pero, y si la factura pendiente se emite en agosto o en septiembre? Tendría que adelantar el IVA igualmente, aunque pueda resarcirse en el trimestre siguiente? Habrá que esperar a que el gobierno realice un desarrollo de este procedimiento para saber exactamente cómo serán los trámites administrativos. Mientras tanto, el grueso de las empresas de nuestro país seguirán declarando el IVA por devengo.





programa de facturacion