El gobierno reforma la regulación de las Sociedades Laborales

nueva regulación SL

El pasado 2 de octubre el Congreso aprobaba la nueva Ley de Sociedades Laborales y Participadas, que introduce importantes cambios en la regulación de estas entidades. Recordamos que La sociedad laboral es una sociedad en la que al menos, el 51% del capital social pertenece a los trabajadores que prestan en ella sus servicios retribuidos en forma directa, personal y por tiempo indefinido. La reforma simplifica los trámites necesario para la constitución de este tipo de sociedades; facilita la incorporación de trabajadores a la condición de socios y da mayor protagonismo a los trabajadores en el control de la sociedad.

Otro tipo de entidad participada por los trabajadores es la Cooperativa, que también se ve afectada por las novedades que introduce la Ley, que giran en torno a los ejes siguientes:

1. Más participación y protección de los socios trabajadores

La Ley facilita el acceso de los trabajadores a la condición de socio. Los trabajadores con contrato indefinido podrán adquirir acciones y participaciones de la entidad. Se incorpora por primera vez la posibilidad de que la sociedad facilite financiación a los trabajadores para la adquisición de capital social.

Se regula también la forma en que la sociedad podrá adquirir sus propias acciones y participaciones (autocartera), que deberán ser enajenadas a los trabajadores en un plazo de tres años para facilitarles su acceso a la condición de socios.
Las empresas deberán:
– Contar con trabajadores que posean participación en el capital y/o en los resultados de la sociedad.
– Contar con trabajadores que posean participación en los derechos de voto y/o en la toma de decisiones de la sociedad.
– Adoptar una estrategia que fomente la incorporación de trabajadores a la condición de socios.

Simplificación y reducción de trámites

Se flexibiliza la contratación de trabajadores no socios con contrato por tiempo indefinido, pasando del 15-25% actual al 50% el número de horas-año trabajadas como medida de fomento del empleo.
Otra de las novedades más importantes en este sentido es la reducción de tres a dos el número mínimo de socios para constituir una sociedad laboral durante los primeros años de actividad.
Además, se eliminan trámites administrativos y se amplía la coordinación entre los diferentes registros, incluido el mercantil. Una base de datos común en el Registro del Ministerio de Empleo y Seguridad Social contendrá toda la información de los registros autonómicos.

En la regulación de los órganos de gobierno de las sociedades laborales y participadas se ha incluido la necesidad de que sus administradores actúen bajo los principios de diligencia, lealtad, responsabilidad y transparencia. Deberán, además, favorecer la generación de empleo estable y de calidad, la integración como socios de trabajadores, la igualdad de oportunidades y la conciliación de la vida personal, familiar y laboral.

anfix.com





programa de facturacion