El ICO como vía de financiación para los negocios

ico

El ICO (Instituto de Crédito Oficial) es un organismo público que tiene entre sus funciones principales las de promover actividades económicas que contribuyan al crecimiento, al desarrollo del país y a la mejora de la distribución de la riqueza nacional. Para ello, bien directa o indirectamente, se encarga de facilitar vías de financiación a los negocios.

Funciona como entidad financiera que gestiona préstamos de manera directa y también como intermediario, llegando a acuerdos con entidades bancarias para ofrecer préstamos en mejores condiciones que las del mercado para potenciar determinadas actividades empresariales.

La financiación directa

El ICO tiene naturaleza jurídica de Entidad de Crédito, lo que le permite ofrecer productos destinados a la financiación empresarial de manera directa. Se financia en los mercados nacionales e internacionales, como cualquier otra entidad financiera, si bien las deudas y obligaciones que contrae gozan frente a terceros de la garantía explícita, irrevocable, incondicional y directa del Estado español.

En determinadas circunstancias ofrece, por tanto, préstamos propios en las condiciones que considera oportunas y para unos fines determinados, que se canalizan en diferentes líneas de crédito según sus características.

Intermediación y facilitación de créditos

Sin embargo su actividad principal, sobre todo en el caso de las pymes, es la de intermediación y facilitación de créditos. Para ello suscribe convenios con las entidades de crédito interesadas, para comercializar créditos en condiciones especiales a diferentes tipos de negocios.

En general las Líneas del ICO son préstamos normales que nacen de esos convenios y que se ofrecen directamente a través de los bancos. La tramitación, análisis de riesgos, aprobación y gestión de estos préstamos corresponde a los bancos y a éstos hay que dirigirse para solicitarlos.

El ICO interviene, en estos casos, en las condiciones que se aplican a estos préstamos, aportando la diferencia entre los gastos e intereses que los bancos cobrarían si fuera un crédito normal y los que cobran efectivamente a la empresa por acogerse a una linea ICO.





programa de facturacion