Emprender con actitud positiva

emprender con actitud positiva

Conseguir una actitud positiva para emprender un negocio es fácil. ¿De quién depende sentirse motivado? Tan solo depende de ti.

Susana Herrero, Creativa Training.

¿De quién depende sentirse motivado?
Única y exclusivamente depende de ti y de tus objetivos. Esos objetivos profesionales, empresariales o de negocio deben ser lo suficientemente poderosos, atractivos y que te den pasión por conseguir el proyecto por el que estás luchando. Así toda tu energía se orientará a la consecución de esos objetivos. Es muy importante que sepas gestionar tus emociones, que sepas decidir en qué momento y situación cómo vas a reaccionar.

En segundo lugar es muy importante la fisiología, nosotros somos capaces de generar en nuestro cuerpo una actitud positiva como el recuerdo que nos trae la música, fotos o vídeos que generan una sensación positiva o negativa. Vamos a buscar la forma de que nuestro cuerpo se sienta positivo. El cuerpo y la mente están ligadas y si con nuestro cuerpo conseguimos una actitud positiva nuestra mente también lo estará. Un ejercicio rápido es pensar en algo triste, en ese momento estírate, echa los hombros hacia atrás y sonríe ¿a que ese pensamiento se ha vuelto menos negativo?

En tercer lugar, el lenguaje interno. Es muy importante cómo nos hablamos a nosotros mismos. No es lo mismo decir “necesito abrir un negocio” a “quiero abrir un negocio”, esto es lo que se llama motivación por acercamiento o por alejamiento. Tenemos que utilizar verbos que nos impulsen conseguir lo que queremos no que nos alejen. Es importante utilizar verbos como “voy a”, “deseo”, “quiero” frente a “tengo que”, “necesito”… Con estas tres pautas conseguiréis una actitud positiva que os encauzará hacia el inicio de vuestro proyecto con éxito.





programa de facturacion