David Gómez: “En este momento de mi vida estoy deseando que lleguen los lunes”

David Gómez

17 años dedicado a internet. Londres, Madrid y Nueva York entre sus paradas habituales. Creador de cinco startups. Su último proyecto Hiyalife, una web que ordena nuestros recuerdos cronológicamente y seleccionada por el programa Wayra UK. Este ingeniero industrial sabe bien que una startup nace para morir. Nos tomamos un café con David Gómez.

David Gómez, cofundador de Hiyalife.

“Una startup nace para morir”, es un concepto que David deja claro desde el principio. El motivo de esta rotunda afirmación es la propia definición de este modelo de empresa o pre-empresa: se trata de una organización temporal que sirve, principalmente, como modelo de negocio, de generación y como propuesta de valor para encontrar el camino empresarial al seguir. El camino de la búsqueda exige una organización flexible basada en el aprendizaje para saber cómo hacer las cosas bien y encontrar así el modelo de negocio más adecuado, sostenible. Si no encontramos lo que buscamos, la startup simplemente muere, y no pasa nada porque, como dice David Gómez, “estoy disfrutando del camino”. En caso de encontrarlo pasaremos al mantenimiento y la estabilidad, con una gestión más estable y profesional. En definitiva, una start up “es el cambio continuo, es el caos continuo”.

Hasta ahí el concepto de startup, pero ésta no existe si no hay capital humano y una buena base la forman los mejores. Encontrar talento no es fácil, por eso hay que salir a buscar a esas personas que le gustan los retos, que se lancen a la aventura de trabajar para un proyecto que busca un camino que sea viable, pero que no tiene las garantías de encontrarlo. Se trata de la gente especial. “Tienes que conseguir que crean en ti, en tu idea y convencerles de que son especiales y de que trabajar para sacar la idea adelante merece la pena”, asegura David. Formado el equipo entra en juego la motivación y la lucha diaria. Por eso David recalca la importancia de tratar con mimo a cada una de las personas que trabajan para la idea de uno mismo, porque es la forma de conseguir que deseen volver a la oficina, motivados y dispuestos a pelear y que sientan como él el deseo de que llegue el lunes, “ese es un punto de motivación que no se puede pagar con dinero”.

El dinero también juega su papel, como en todas las empresas, y la vida de la startup viene condicionada por la durabilidad de ese dinero. Las nuevas tecnologías llegan a todos los usuarios de todas las partes del mundo, la competencia es infinita. Por eso, y volviendo al capital humano, hay que tener a los mejores para ser los mejores. Cabe la posibilidad de que determinadas personas no se adapten al ritmo y al dinamismo de este tipo de empresa. La solución es sencilla pero para entenderla es importante normalizar el concepto de cambiar de trabajo, de buscar una alternativa, porque si no entra en juego un tipo de energía negativa que lleva a la desmotivación. “La rigidez laboral en una startup no existe y si no se encaja, uno se recicla, se abandona el barco y listo. Es agresivo pero es lo más sensato”. Muchas veces desde el punto de vista humano y profesional el miedo nos domina por eso, explica David, es importante arriesgarse y disfrutar de cada paso que se da, de cada cosa que se aprende y si no se alcanza la meta, al menos, se ha intentado. “Si tu capital humano, y tú mismo, trabaja con miedo, probablemente tu empresa tenga muy poco futuro”.

Toda la teoría de la startup y el aprendizaje se ve reflejada en la última creación de David Gómez, Hiyalife. Una simple charla con un amigo hablando sobre un viaje dio lugar a esta plataforma web que ordena los recuerdos de forma cronológica. En el porqué de esta creación entran en juego pasado, presente y futuro: la creación de una biografía de tu vida con aire fresco que te presenta a día de hoy para que los que viene conozcan nuestro camino vital. “A mi me encantaría que mis hijos me recordaran como he sido, no como un señor de 60 años sin más sino como un hombre de 30, 40, 50 años… Es un proyecto de vida en todos los sentidos”.

Una historia de un ingeniero que decidió lanzarse un día al mundo de las startups y cuya trayectoria está marcada por proyectos que han triunfado (Renta4.com, Openfinance) y cuya filosofía se resume en un concepto muy simple pero cargado de realismo, vida y muerte de una startusp.





programa de facturacion