¿En qué consiste la cesión ilegal de trabajadores?

Cesión ilegal de trabajadores

La práctica de contratar trabajadores para cederlos a otras empresas, ha sido duramente sancionada por el Tribunal Supremo en numerosas ocasiones. Contratar un trabajador que en realidad va a prestar sus servicios en una segunda empresa es un mecanismo que solo se permite a las empresas de trabajo temporal, para lo que deben contar con la debida autorización.

La cesión ilegal se produce cuando el objeto del contratos de servicios se limite a una mera puesta a disposición de los trabajadores de una empresa a la otra. También se entendería cesión si la empresa que contrata carece de actividad o de organización propia y estable; no cuenta con los medios necesarios para su desarrollo o no ejerce las funciones inherentes a su condición de empresario.

Los contratos de puesta a disposición serán siempre de duración determinada. El trabajador que se cede tendrá los mismos derechos y obligaciones con respecto a la empresa en la que realmente va a prestar sus servicios como si su contrato se celebrara directamente con ella.

Las empresas no podrán celebrar contratos de puesta a disposición en los siguientes casos: para sustituir a trabajadores en huelga; para realizar actividades y trabajos de especial peligrosidad para la seguridad o la salud; para ceder a otras empresas de trabajo temporal.

Tampoco podrán celebrarse cuando en los doce meses inmediatamente anteriores a la contratación la empresa haya amortizado los puestos de trabajo que se pretendan cubrir por despido improcedente o colectivo, excepto en los supuestos de fuerza mayor.

La cesión ilegal puede acarrear fuertes sanciones a ambas empresas. Las dos responderán solidariamente de las obligaciones salariales y de Seguridad Social contraídas con el trabajador durante la vigencia del contrato. El trabajador afectado podrá adquirir la condición de fijo desde la fecha de inicio de la cesión ilegal, obteniendo los mismos derechos y obligaciones que deban corresponderles por su puesto de trabajo.





programa de facturacion




  • Alberto

    Buenos días,

    Estoy en una empresa prestando servicios en otra con un contrato de subrogación, llevo 15 años de esta manera en la cual he ido cambiando de empresa contratada manteniendo siempre mi puesto de trabajo y las mismas condiciones debido a la subrogación y al convenio en el que estamos.
    Ahora quieren cambiarlo, nos han dicho que nos van a subrogar a una empresa que no está en el convenio por lo que cuando acabe el contrato de la nueva empresa no nos tienen porque subrogar por lo que perderiamos toda la antigüedad y condiciones, me gustaría saber si al cambiar de convenio pierdo automáticamente el derecho a ser subrogado como dicen y que derechos tengo.
    Gracias de antemano

    • Carmen Buján

      Buenas tardes Alberto
      Te remito a un artículo publicado en Anfix en el que trata cuestiones similares a la que tú me expones.
      https://blog.anfix.com/algunas-dudas-sobre-la-subrogacion-empresarial/
      Tener distinto convenio no es justificación para que perdáis la antigüedad. Si no quedan aclaradas tus dudas, puedes volver a preguntar.