¿En qué consiste la figura del autónomo de responsabilidad limitada?

c k e

El autónomo responde de las deudas de su actividad con la totalidad de sus bienes presentes y futuros. Esta responsabilidad es ilimitada y ante cualquier tipo de deuda, sea con algún organismo público o empresa privada. Sin embargo la aprobación, al año pasado, de la Ley del Emprendedor introdujo la figura del autónomo de responsabilidad limitada, que deja a salvo de esa responsabilidad una parte de los bienes del empresario individual.

Lo primero que hay que decir es que esta figura no se aplica a todos los autónomos, como regla general la legislación no ha cambiado, simplemente se da la posibilidad de acogerse voluntariamente a esta modalidad y a los derechos y obligaciones que ello supone.

Características del autónomo de responsabilidad limitada

Al acogerse a la figura del autónomo de responsabilidad limitada el empresario individual responderá de sus deudas con sus bienes exceptuando su vivienda habitual, siempre que el valor de ésta no supere los 300.000 euros. De esta forma el autónomo podrá conservar esta propiedad, que sería inembargable en estos casos.

Para optar por esta modalidad el autónomo deberá inscribirse como tal en el Registro Mercantil, identificando en el momento de la inscripción su vivienda habitual y si es de propieda única o compartida.

La limitación de la responsabilidad tendrá efectos desde el momento de la inscripción y para las reclamaciones realizadas posteriormente a ésta. Si bien se da la posibilidad de que tenga efectos retroactivos y sirva para deudas anteriores si los acreedores dan su consentimiento expreso al respecto.

Deberá hacer constar en todos sus documentos (contratos, facturas, etc.) dicha condición, bajo la figura “ERL”. Además estará obligado a presentar anualmente sus cuentas en el Registro Mercantil. En el caso de que no se cumpla esta exigencia en los seis primeros meses tras el cierre del ejercicio, el autónomo de responsabilidad limitada perderá su condición, si bien podrá recuperarla una vez que haga el correspondiente registro.

La limitación de la responsabilidad no tendrá efecto en las deudas con las Administraciones. Es decir, en caso de que el autónomo tenga deudas con Hacienda, Seguridad Social, Ayuntamientos, Comunidades Autónomas u otros organismos no se aplicará el límite de responsabilidad, por lo que sí se podrá embargar la vivienda habitual para afrontar el pago de las mismas.New Call-to-action