“Es tan intuitivo que en un tris tienes las facturas hechas”

Aunque ahora son cinco, en los comienzos fueron tres: Álex, Gerardo y Fernando. Son una mezcla de periodismo, diseño, creatividad y mucha mucha ilusión. Ellos son Microbio, y cuando se embarcaron en esta aventura no tenían mucha idea del papeleo de empresa hasta que encontraron anfix. Y es que no hace falta ser un experto para llevar la gestión de nuestro negocio porque las facturas, la gestión de proyectos o la conexión con el gestor, por ejemplo, son tareas a un sólo click.

Álex, Gerardo y Fernando, Microbio Comunicación.

La historia comienza hace casi tres años. Se conocían de la universidad y de la empresa, donde trabajaban para otro. Ahí entendieron que podían hacer lo mimo que allí pero por su cuenta, “con un carácter mucho más amable, divertido y un trato más humano y no tanto órdenes, órdenes, órdenes” explica Álex. Fue su manera de generar un espacio propio para desarrollar y hacer realidad su proyecto. La aventura de emprender comienza y experimentan que todo casa, que encajan incluso para equivocarse. “Nuestras ideas conjugaban, y también fallamos, pero fallamos bien. Si había un error, el equipo lo asumía bien”.

Cuando analizan la idea de tener su propio negocio la satisfacción se ve en sus ojos. Es un proceso difícil, comentan, además de ser distinto trabajar para uno mismo que para otro. “Cuando algo sale bien es una verdadera maravilla. Cuando sale mal, es bueno también porque no hay mas culpables que tú”, cuenta Álex.

Fernando destaca las ventajas de emprender como un aporte que cada uno hace al proyecto. Todas las ideas se escuchan y se valoran aunque la decisión final la tome “el que más entienda en el tema que se trate”. Y, como buen emprendedor, “las mejores ideas nos han salido tomando un café”. Si a esas ideas se suma el apoyo (fundamental) del cliente, “te da la energía para que tu trabajo merezca la pena aunque tengas que echar horas de más, porque con ese trabajo disfrutas”, cuenta Fernando entusiasmado.

Y luego llega el proceso más la gestión de la empresa. “Parecía fácil pero la contabilidad es una cuestión muy chunga”, así empieza Gerardo contándonos el lado más “aburrido” de un negocio. Empezaron como todos, con un Excel contabilizando los ingresos y gastos y haciendo facturas, pero pronto se les quedó pequeño. “Nos faltaba una herramienta que nos diera un plus”. Facturas, contabilidad… la necesidad de algo que aunara todo se hacía cada vez más patente.

Y ahí entra anfix.  “Necesitábamos facilidades para facturar y llevar las cuentas porque, aunque no es un trabajo muy agradecido, también tiene que estar ahí para que todo pueda funcionar”. Hablan de anfix y la forma de hacer facturas, el ordenarlas, llevar los trimestres, etc. Sobre los puntos fuertes, lo intuitivo que es, el tener todo ordenado, el ahorro de tiempo.. Y sobre el valor añadido,  “el poder diseñar la factura para no hacer una básica”. “Todo nos lo da anfix. No se tarda nada. En un tris está la factura”, resume Gerardo.

cómo hacer facturas

Comentar

Venga, lánzate y haz el primer comentario. Estamos deseando escucharte.

Hacer un comentario