[Encuesta] El SII crea dudas en el 70% de los asesores de España

ENCUESTA SOBRE EL SII

Como ya contamos anteriormente, se avecinan cambios en la Agencia Tributaria con el llamado Suministro Inmediato de Información del IVA (SII). Este nuevo sistema reducirá los plazos para presentar el IVA y obligará a las empresas a registrar todas las facturas (emitidas y recibidas) de forma inmediata en un portal dispuesto para ello.

Las nuevas noticias han despertado la confusión y las dudas dentro del sector, tal y como pone de manifiesto una encuesta realizada a los asesores clientes de anfix. El 55% cree que el nuevo sistema, con unos plazos tan ajustados, será un “caos” y más de la mitad se muestran dudosos sobre si la implementación del SII será un acierto o no. “Habrá que verlo”, dicen.

Esta medida, que fue aprobada por el Consejo de Ministros en diciembre de 2016, se introduce con el objetivo de agilizar los procesos y luchar contra el fraude de una manera más efectiva. Aunque, según la encuesta, sólo un 19% cree que llegará a tener un impacto positivo sobre la economía y la sociedad.

No cabe duda de que el SII supondrá un gran cambio en la gestión del IVA, siendo mucho más exigentes los plazos (los 20 días actuales de presentación se reducen a 4) y teniendo que llevar los libros de registro al día y a través de la propia web de Hacienda.

Preocupación por el intercambio de información con los clientes

Las asesorías, que gestionan la contabilidad de las empresas, se verán también afectadas y tendrán que cambiar su método de trabajo. Tanto es así, que el 44% de los asesores encuestados cree que esta medida supondrá un gran cambio a corto plazo en su día a día.

Los profesionales del sector están también preocupados por cómo gestionarán el traspaso de información entre el cliente y la asesoría. Si hasta ahora ya era un problema recibir la documentación por parte del cliente en tiempo y forma; cuando los plazos sean aún más ajustados (casi en tiempo real) se temen lo peor.

Además, creen que este nuevo modelo generará una mayor carga de trabajo que será difícil repercutir sobre los clientes que no querrán ver sus tarifas modificadas. Esto, dicen, puede perjudicar al negocio.

Y el tiempo pasa y la fecha de inicio está a la vuelta de la esquina. El 1 de julio de 2017 arrancará la primera fase en la que se verán afectadas unas 63.000 empresas. Las demás (se calcula que unos 3 millones) tendrán de plazo hasta el 2019, cuando se prevé que el SII sea obligatorio para todo tipo de negocio.

A día de hoy sólo el 17,5% de las asesorías están preparadas para el SII

Dentro de la confusión que genera esta medida, más de la mitad de los asesores encuestados reconocen que aún no saben cómo van a abordar este cambio y admiten que, día de hoy, aún no están preparados. Sólo un 17,5% de ellos responde que tiene toda la información y tecnología necesaria para hacer frente al SII.

A la pregunta de si creen el nuevo sistema les ayudará a ofrecer un mejor servicio a sus clientes la opinión se encuentra más dividida. El 42,9% cree que es posible, ya que el cliente tendrá que asumir que el registro de facturas forma parte de su rutina diaria. Sin embargo, el 34,9% cree que “para nada” y que sólo significará más carga de trabajo y plazos cada vez más cortos.

Cunden las dudas y la división de opinión en el sector. Sin embargo, la medida es imparable y se hará realidad en el mes de julio.

Mientras tanto, los asesores deben prepararse y hacerse con las tecnologías necesarias para hacer frente al SII.

En este caso, no sólo será necesario contar con el programada adaptado que implante la Agencia Tributaria, también será útil contar con herramientas que permitan que el traspaso de información entre el cliente y el asesor sea mucho más rápido y fiable.

A partir de entonces, más que nunca, el cliente y el asesor deberán estar conectados y en comunicación constante para poder cumplir con los requisitos impuestos por el fisco.

De este modo, la Agencia Tributaria apuesta por la digitalización del sector obligando a las empresas y a las asesorías a subirse definitivamente, junto a ellos, a este carro.

 

cómo dar mejor servicio al cliente