Entrada en vigor de la reforma de la Ley Concursal

Cierre

El 2 de octubre entraba en vigor la Ley Ley 17/2014, de 30 de septiembre, por la que se adoptan medidas urgentes en materia de refinanciación y reestructuración de deuda empresarial, que modifica varios preceptos de la Ley Concursal 22/2003, de 9 de julio. El concurso es la opción a la que acuden numerosas empresas, que no ven otra salida para hacer frente a las deudas.

Las principales novedades que contiene la nueva normativa son las siguientes:

* Se permite la suspensión de la ejecución judicial de aquellos bienes que el deudor necesite para su actividad profesional, en el momento en que se presenta en el juzgado la comunicación de inicio de negociaciones con los acreedores.

* También se permite la suspensión de las ejecuciones promovidas por los acreedores financieros, si al menos el 51% de ellos están acuerdo con iniciar negociaciones de refinanciación. Quedan excluidos de la suspensión los procedimientos que tengan su origen en créditos de derecho público.

* Se establecen nuevas exigencias para poder ejercer como administrador concursal. Se crea una nueva sección de administradores concursales y auxiliares delegados en el Registro Público Concursal, donde deberán inscribirse todas las personas físicas y jurídicas que cumplan con los requisitos que se exijan, especificando el ámbito territorial en el que estén dispuestas a ejercer sus labores de administración.

* Se reforma el sistema de designación de la administración concursal, cuyo funcionamiento será desarrollado mediante reglamento. Se detallan las funciones de los administradores y el modo en que deberán ejercerlas según el tipo de procedimiento y la fase concursal a las que resulten de aplicación.

* Se establece que la remuneración del administrador concursal irá también en función de la calidad y resultados de su trabajo, dejando de ser un mero arancel.

* Se elimina la necesidad de informe de experto independiente, sustituyéndola por certificación del auditor de cuentas acreditativa de la concurrencia de las mayorías exigidas para su adopción.

* Se introduce un nuevo supuesto en el cual los acuerdos alcanzados se declaran no rescindibles, sin necesidad de alcanzar determinadas mayorías de pasivo.

* Durante dos años y como medida para incentivar la concesión de nueva financiación, cualquier aportación económica que inyecte recursos tendrá la consideración de crédito contra la masa. Se excluyen las operaciones de aumento de capital.

* Los que hayan adquirido la condición de socios a raíz de una operación de refinanciación de la deuda de la empresa, no se considerarán poseedores de créditos subordinados.

* Se realizan modificaciones con respecto a los acreedores que disponen de garantía real. Se establecen procesos de homologación que igualan a los acreedores en la negociación.

En definitiva, las medidas adoptadas pretenden apoyar la resolución del concurso, dando a la empresa mayor facilidad para hacer frente a la deuda e intentando evitar que unos acreedores salgan más perjudicados que otros.





programa de facturacion