¿Eres un verdadero emprendedor?

Verdadero emprendedor

Todavía recuerdo que cuando empecé como emprendedor, como autónomo, estaba tan ilusionado que se lo recomendaba a todo el mundo, porque es la mejor forma de desarrollo personal que existe. Pero pasado un tiempo dejé de hacerlo, ¿la razón? Simplemente que no todas las personas están preparadas para ser un emprendedor. ¿Sabes para lo que sí está preparada cualquier persona que tenga una empresa? ¡Para hacer facturas en un tris!

Cierto es que muchas de las habilidades se pueden aprender, porque el emprendedor no sólo nace, sino que también se hace, pero debe de “traer de serie” ciertas características. Recuerda que de la idea no depende el éxito del negocio, sino de la ejecución. Es decir que como emprendedor debes de ser capaz de convertir la idea en un negocio rentable y duradero. Y para eso no sólo tendrás que tener un buen equipo sino unas características muy concretas, como por ejemplo pasión para crear y construir tu empresa. Así que si estás pensando en tener tu propio negocio y quieres saber si eres un verdadero emprendedor, te animo a repasar el siguiente listado:

  • Son inconformistas y rebeldes.
  • No se avergüenzan de los fracasos.
  • Han alcanzado su techo profesional.
  • Se aburren trabajando para terceros.
  • Saben que no pueden hacerlo ellos sólos.
  • Ven el riesgo como una forma segura de vida.
  • Sueñan noche y día con poner en marcha su idea.
  • Suelen ser malos empleados por falta de motivación.
  • Son de la clase de personas que no pueden trabajar para otros.
  • Su círculo más cercano lo apoya en su aventura como emprendedor.

La verdad es que hoy en día me doy cuenta de que lo mío era ser emprendedor. Redactando esta lista recuerdo cómo a los pocos meses de entrar en un trabajo y de haber aprendido todo lo que podía, empezaba a desmotivarme y aburrirme. Necesito estar aprendiendo todos los días, sin vivir en la rutina y libre para hacerlo a mi manera. Aunque al principio el riesgo no me gustaba. Hoy en día he conseguido desarrollar cierta sensación de seguridad, que me hace vivir tranquilo como emprendedor. De todas formas, lo anterior no quiere decir nada. Cuantas más características cumplas mejor, más probabilidades tendrás de éxito. Pero la verdad es que no hay forma 100% segura de saberlo, y todo en la vida se puede aprender. Pero como decía Henry Ford, “tanto si piensas que puedes, como si piensas que no puedes, estás en lo cierto”. Por eso digo muchas veces que las ideas y los planes de negocio no valen nada, la clave está en la motivación y pasión del emprendedor.





programa de facturacion