Errores que te pueden complicar la vida con Hacienda o la Seguridad Social