“Hemos dejado de lado los programas de facturación de andar por casa”

Una experiencia de emprendimiento les llevó a esta idea de negocio, fisioterapia a domicilio. Pocos años después de su nacimiento, Fisihogar se ha convertido en una empresa sólida y consolidada.

Han superado el inicio, una de las partes más complicadas al montar una empresa y han dejado de lado su principal “quebradero de cabeza”, la gestión del negocio. Y ahí entra anfix. Y es que así pueden llevar un control total de la empresa.

Los programas de facturación gratis en el que se registran gastos e ingresos, facturas, presupuestos, contabilidad… Además podrás acceder a la aplicación desde cualquier lugar, sin instalaciones, desde tu ordenador o tablet; sólo necesitas una conexión a internet. Como siempre, tendrás todas tus facturas al día, la presentación de impuestos a un clic y, si necesitas cualquier cosa, nuestro soporte técnico gratuito disponible para ti de lunes a domingo.

Pablo Herrera, Fisiohogar

Fisoterapia a domicilio, así es Fisiohogar. Pero al cosa no queda ahí, no. Nacen con la idea de ser grandes, con previsión de crecimiento nacional y un sistema de trabajo con un equipo grande. Y así ha sido. El negocio va viento en popa y, tras estar presentes ya en Bilbao y en Castilla y Léon, el proyecto de franquicia está a punto de salir.  Su filosofía parte de una dedicación exclusiva al paciente y su día a día tiene marca personal, el 2.0.

Su aplicación web y las redes sociales son herramientas básicas para otra de sus principales funciones. Funcionan sobre una estructura creada para el paciente, “Estamos ahí siempre  que nos necesite. Queremos ser su fisioterapeuta de cabecera” dice Pablo Herrera. 2.0 para conectar con los pacientes y sin necesidad de una consulta presencial. “Una de las tareas más importantes del ‘fisio’ es la divulgación de salud. Somos profesionales sanitarios, y esa divulgación la hacemos a través de las redes Sociales con las nuevas tecnologías”.

En Fisihogar se dedican plenamente a su actividad gracias al ahorro de tiempo que les supone no dedicarse a otro tipo de tareas, como la gestión. Ahí entra anfix. “Hemos solucionado el tema de la asesoría y la gestión gracias a anfix. Hemos dejado de lado los programas de facturación de andar por casa”. El ahorro de tiempo y la posibilidad de acceder desde cualquier lugar y cualquier dispositivo motivó al equipo de Fisihogar a utilizar anfix. 

Programas de facturación como anfix “encajaba perfectamente con nuestra filosofía. Tenemos varios usuarios, estamos en la nube, plataforma multiempresa y no necesitamos estar en la oficina para hacer las facturas. Además, podemos entregárselas a nuestros pacientes en el mismo momento de terminar la consulta”, comenta Pablo.

El siguiente paso, la franquicia, donde anfix les acompaña. Y es que “nos será muy útil para tener una conexión total con los franquiciados y llevar la gestión de forma conectada“.

 

cómo hacer facturas