Instrucciones para el modelo 200 del Impuesto sobre Sociedades

Modelo 200

¿Qué es el modelo 200?

El modelo 200 es la declaración o liquidación del Impuesto sobre Sociedades (IS); aquel que se aplica sobre los beneficios que obtienen las empresas.

Sus modelos complementarios son el 202, que es el pago fraccionado de régimen general; y el 220 que es la declaración del IS para sociedades.

No te lo pierdas: Cómo rellenar el modelo 202: Pagos a cuenta del Impuesto de Sociedades.

¿Quién debe presentarlo a Hacienda?

Estarán obligados a presentar ante la AEAT este modelo aquellas entidades con residencia en el territorio español y que tenga personalidad jurídica propia. Es el caso de:

  • Sociedades Mercantiles: SA, SL, Colectivas, Laborales…
  • Sociedades Estatales, Autonómicas, Provinciales y Locales.
  • Agrupaciones de Interés Económico.
  • Fondos de Inversión Inmobiliaria (FII).
  • Uniones temporales de empresas.
  • Fondos de Capital Riesgo (VC).
  • Fondos de Pensiones.

¿Alguien está exento?

Existen excepciones para este impuesto según la Ley del Impuesto de Sociedades:

  • El estado, las comunidades autónomas, las entidades locales, banco de España. Fondo de garantía de depósitos de entidades de crédito, instituto de España…
  • Parcialmente exentas estarán entidades sin ánimo de lucro, uniones, federaciones, colegios profesionales, cámaras oficiales, sindicatos de trabajadores… que:
    • Sus ingresos totales no superen los 100.000€ anuales.
    • Sus ingresos correspondientes a rentas no exentas sometidas a retención no superen los 2.000€ anuales.
    • Todas las rentas no exentas que obtengan estén sometidas a retención.
  • Los partidos políticos.

¿Qué plazos hay para presentarlo?

No existe un plazo determinado para presentar este impuesto; dependerá de cuándo termine el ejercicio económico de tu empresa. Por tanto, cada contribuyente lo hará en unas fechas diferentes.

Para saber cuándo tendrás que presentar el modelo 200, debes calcular 6 meses tras el cierre del período impositivo. Si, en tu caso, el ejercicio económico corresponde con el año natural deberás presentar el modelo 200 antes del 25 de julio del año siguiente.

Recuerda que debes rellenar el modelo aunque no hayas tenido actividad durante el ejercicio anterior.

¿Cómo hay que rellenarlo?

Empezaremos por la página 1 del modelo, de arriba a abajo:

  • Período impositivo: sólo debes indicar la fecha de inicio y cierre del período por el que presentas la declaración; es decir, tu ejercicio económico.
  • Identificación del declarante: pega las etiquetas que te ha facilitado, previamente, la Agencia Tributaria.
  • Ejercicio: en esta casillas deberás indicar cómo es tu ejercicio económico. Pondrás un número (1, 2 ó 3) según tu caso:
    1. Ejercicio económico de 12 meses que coincide con el año natural.
    2. Ejercicio económico de 12 meses que no coincide con el año natural.
    3. Ejercicio económico de duración inferior a 12 meses.

A continuación, deberás completar el anexo del documento:

  • Código CNAE: CNAE son las siglas de Clasificación Nacional de Actividades Económicas. Según cuál sea tu actividad, deberás introducir un código determinado.
  • Declaración complementaria: deberás marcar esta casilla si este modelo sustituye a otro anterior en el que hayas cometido algún error.
  • Firma del declarante.

Has terminado de cubrir el modelo 200, pero junto a este debes presentar una serie de documentación obligatoriamente.

  • Balance y cuenta de pérdidas y ganancias.
  • Justificación de los impuestos satisfechos respecto de la renta positiva que deba ser incluida en la base imponible.
  • Comunicación de inversiones anticipadas y del sistema de financiación de la entidad, cuando se hayan realizado en Canarias.

¿Cómo puedo presentarlo ante Hacienda?

Desde hace unos años ya no es posible presentarlo en papel, por lo que no podrás descargarlo en pdf, siendo la única forma posible y obligatoria de hacerlo a través de internet. La Agencia Tributaria facilita toda la información aquí, paso a paso, para que puedas subir el documento sin problemas.

Errores habituales que debes evitar

Es muy importante que entiendas, también, cuáles son los puntos críticos a la hora de rellenar el modelo 200 para que no cometas errores. Los más habituales son:

1. No marcar la casilla correcta

En el caso de la página 1 del modelo, deberás marcar el tipo de entidad y el tipo de régimen que se te va a aplicar. Dependiendo de esto, se activarán unas casillas u otras. Esto, después, no de puede modificar así que es importante que estés seguro de qué casillas estás marcando.

2. Poner como representante legal de la entidad a alguien que ya no lo es

Es frecuente indicar como representante de la entidad al que figuraba a 31 de diciembre, en lugar del que ostenta el cargo en la fecha actual. Lo mismo ocurre con la identificación de los socios y del administrador. Debes poner siempre los que constan en la fecha de presentación del impuesto y no al cierre del ejercicio.

3. No compensar las bases negativas de ejercicios anteriores

Si el impuesto sale a pagar puedes compensar (restar) a ese importe los resultados negativos de ejercicios anteriores (si los hay). Si olvidas hacerlo, una vez pasado el plazo de presentación voluntario ya no podrás corregirlo.

Modelo 200 Impuesto de Sociedades

  • Katy

    Hola Carmen. yo hice la declaración de mi compañero ayer porque pensábamos que no la tenía que hacer, pero al final si y me pilló el tiempo. Lo hice por internet, modifiqué borrador y pagué desde el banco por internet. Me pedían un código y al meterlo me daba que no era correcto, pero parte del impuesto está cargado, sin embargo la declaración está fuera de plazo, pues fue imposible enviarla. Estoy llamando a Hacienda y no me cogen. Soy de un pueblo y aquí no hay. No sé como puedo solucionarlo, pues está sin presentar. Un saludo y gracias

    • Fátima Román

      Hola Katy, lo mejor es que sigas probando con el teléfono pero, aún así, intenta pedir cita por internet y acudir a la delegación más cercana.

[Nuevo] EL FUTURO DE LAS ASESORÍAS 2018: tendencias y claves para afrontar el cambio