Hacienda sancionará a las empresas que incumplan los plazos de pago

Hacienda

Desde la entrada en vigor de la Ley 3/2004, de 29 de diciembre, por la que se establecen medidas de lucha contra la morosidad en las operaciones comerciales, se han ido ajustando los plazos de pago a proveedores de manera progresiva, hasta fijarlos en 60 días entre empresas y 30 entre empresas y la administración, desde enero de 2013. No obstante, estos plazos siguen sin cumplirse. Las empresas españolas siguen pagando sus facturas en unos plazos que superan a veces el triple de lo permitido.

Dada esta situación, el gobierno proyecta establecer un régimen sancionador dirigido especialmente a las grandes empresas que no respeten la Ley. El régimen contempla sanciones de hasta 900.000 euros para las infracciones muy graves y hasta el cierre por un año si se llegan a acumular tres infracciones muy graves.

Se contemplan también una serie de bonificaciones en las sanciones, en caso de que pongan al día los impagos. Los que salden sus deudas en los siguientes seis meses se librarían de la sanción y los que lo hicieran entre el 6º y el 12º mes lograrían una bonificación del 80%. Este umbral bajaría al 50% si se salda en el segundo año de entrada en vigor de la ley y del 20% en el tercer año.

Se prevé que el régimen sancionador se ponga en marcha a finales de 2014, con lo cual, el año próximo ya estaría en funcionamiento.

Recordamos, que desde el año 2010, las entidades mercantiles tienen el deber de informar en las cuentas anuales sobre el cumplimiento de los plazos de pago a proveedores, dando así publicidad a estos datos. Queda por saber si la administración se basará en esta información para iniciar los expedientes sancionadores o si las empresas tendrán que comunicarlo de manera expresa.

En cualquier caso, el hecho de que la medida vaya dirigida a las grandes empresas supone un alivio para las PYMES y los autónomos, ya en sí asfixiados por los impuestos y los trámites administrativos.





programa de facturacion