¿La gestión de tu negocio de memoria?

Gestión de memoria

En pymes y autónomos es habitual llevar la gestión del negocio de forma un tanto desordenada, e incluso de de memoria. Normalmente el emprendedor que fundó la empresa sigue al frente de la misma, por lo que es capaz de llevar todo el negocio en la cabeza.

Esta forma de gestión es un gran error porque reduce el crecimiento y dificulta la delegación de tareas. En un entorno tan competitivo la clave es simplificar ciertas tareas y hacerlas más sencillas. La memoria es limitada y dificulta tener una visión global del negocio que nos permita que la gestión sea correcta y, con toda la tecnología actual es muy ineficaz gestionar el negocio de memoria. Los programas de facturación son muy fáciles y baratas, incluso algunas versiones limitadas son gratuitas.

Con tanta información a nuestro alrededor, ¿cómo podemos empezar? Simplemente tomando estas decisiones:

  1. Establece el núcleo de todo negocio, normalmente lo más importante es el cliente. Al fin y al cabo sin clientes no habrá ingresos y la empresa tendrá que cerrar antes o después. Por eso será fundamental tener una buena base de datos para gestionar la relación comercial con los clientes.
  2. Incentiva el uso compartido de la información entre los empleados, para que puedan acceder a ella desde cualquier dispositivo y lugar para ser más productivos, reducir incidencias y evitar duplicidades.
  3. Establece objetivos mensuales y anuales para el negocio, y luego analiza el grado de consecución de los mismos a través de indicadores fiables pero fáciles de calcular.
  4. Controla las finanzas, porque al final es el resumen numérico de la salud del negocio. Sin duda éste es el mayor problema de gestionar el negocio de memoria, conocer bien lo que tenemos, lo que debemos, por qué ganamos dinero, cómo lo invertimos y qué necesidades de financiación tenemos.

Pero para hacer todo lo anterior y no llevar la gestión de forma ordenada, debemos de recurrir a la tecnología, que cumpla una serie de características:

  • Aplicaciones fáciles de manejar, para reducir el tiempo de uso y aprendizaje.
  • Que permita el uso y acceso compartido entre todos los empleados y desde cualquier lugar y dispositivo.
  • Diseño e interfaz claro e intuitivo, para que no sea sólo para el uso de usuarios avanzados.
  • Actualizable de forma automática y sobre todo que realice copias de seguridad en servidores con diferentes localizaciones.





programa de facturacion