La Ley de segunda oportunidad para autónomos

segunda oportunidad

El gobierno prepara la entrada en vigor de la Ley de segunda oportunidad para autónomos. La Ley pretende facilitar al autónomo el pago de las deudas contraídas con Hacienda y con la Seguridad Social, de manera que pueda seguir adelante o iniciar una nueva aventura empresarial sin que le asfixien las deudas.

Para ello se prevé una moratoria de hasta tres años, tanto con los organismos públicos como con otros autónomos. El autónomo dispondrá de ese plazo para reponerse de su situación económica sin tener que sufrir embargos de la administrador que pongan en peligro la continuidad de su negocio.

Otra medida de apoyo a los autónomos que contempla esta ley de segundas oportunidades son las quitas parciales o totales en las deudas de los trabajadores por cuenta propia, lo que supone reducir los importes adeudados, previo acuerdo con los acreedores. Este procedimiento es similar al preconcurso de acreedores.

También se pretende fijar una cantidad mínima inembargable en las rentas que el autónomo pueda obtener en el futuro, tal y como ocurre con los asalariados, a los que tan solo pueden embargarse cantidades que excedan del salario mínimo interprofesional (648,60 euros en 2015).

El problema es diseñar el sistema adecuado para llevar a cabo esta medida. El autónomo no tiene una nómina, por lo que el embargo tendría que hacerse sobre las cantidades que figuran en la cuenta bancaria.

También se pretende salvaguardar la vivienda del autónomo (por el valor que no exceda los 300.000 euros), de manera que el fracaso en el negocio no suponga quedarse en la calle.

El colectivo de autónomos espera ansiosamente la entrada en vigor de todas estas medidas, cuyo efecto podría ser la pervivencia de numerosas empresas que cierran cada día sin una oportunidad y cargadas de deudas.New Call-to-action