La Seguridad Social acortará los plazos para ejecutar embargos

Seg social acorta plazos

La Seguridad Social se plantea incrementar la presión a todos aquellos que no cumplen sus obligaciones de pago en plazo, acortando los plazos para ejecutar embargos.

Las cotizaciones de los trabajadores deben ingresarse como máximo el último día del mes siguiente al periodo al que van referidas (es decir, los Seguros Sociales de agosto se pagan en plazo voluntario hasta el 30 de septiembre). Sin embargo, las cuotas de autónomos deben ingresarse dentro del mes al que corresponden.

Cuando finalizan estos plazos se inicia la recaudación en vía ejecutiva. Esta vía tiene dos fases: el apremio y el embargo. A finales del mes siguiente a aquél en el que finaliza el periodo voluntario de pago (si el periodo voluntario termina en septiembre, será a finales de octubre) el contribuyente recibirá una carta reclamando la deuda en apremio. El apremio incluye el principal más el 20% de recargo.

La carta incluirá un nuevo plazo para el pago. Si no podemos afrontarlo, lo más prudente es pedir un aplazamiento. De lo contrario, la Seguridad Social procederá al embargo de cuentas de bienes para saldar la deuda.

Ahora la Seguridad Social pretende acortar una semana el plazo para iniciar el apremio, de manera que, si el plazo voluntario termina en septiembre, el apremio se iniciará la tercera semana de octubre, en lugar de ser a finales.

La implantación del Sistema de Liquidación Directa (Cret@) permite agilizar todos estos trámites, de manera que la capacidad recaudatoria de la administración se incrementa considerablemente.

Los plazos recaudatorios de la Seguridad Social se han ido acortando en los últimos años, en la misma medida que los recargos. Antes eran progresivos, en función de la demora en el pago desde el fin del plazo voluntario. Pero con el tiempo se pasó al recargo único del 20%, aplicable a partir del día siguiente a la finalización del plazo.

Los autónomos y empresarios tendrán que dar prioridad a los pagos sociales si no quieren evitarse problemas y ver embargadas sus cuentas.





programa de facturacion