Los autónomos prefieren no acogerse a la tarifa plana de 100 euros

euros

Parece ser que las medidas que el Gobierno aprobó en su día con el objetivo de promover la actividad emprendedora y la creación de empleo no están teniendo el resultado previsto. El número de contribuyentes que se han acogido al IVA de caja apenas ha llegado al 15% de los previstos y respecto a los autónomos de responsabilidad limitada, datos del colectivo de registradores indican que sólo 25 en toda España han optado por esta fórmula.

Ahora es la tarifa plana de 100 euros de cotización a la Seguridad Social para las nuevas contrataciones indefinidas la que está puesta en duda ya que las principales asociaciones de autónomos, UPTA y ATA, minimizan el alcance de la misma.

Los problemas en su aplicación generan desconfianza

No hay datos oficiales de la incidencia de ésta en los nuevos contratos pero, por un lado, las condiciones necesarias para poder aplicarla está limitando el número de empresarios que pueden optar a ella. Por otra, la desconfianza de éstos a poder mantener las condiciones de su aplicación está llevando a muchos a renunciar a la misma, según ATA el 56% de los autónomos prefieren no arriesgarse y cotizan por la cuota normal.

Recordemos que la aplicación de la tarifa plana se extiende durante dos años, con una reducción menor de la tarifa normal durante el tercero, pero esto obliga al empresario a mantener al trabajador contratado durante esos tres años y, además, no reducir el nivel de empleo de la empresa durante ese mismo periodo,

En la situación actual prácticamente nadie puede asegurar que será capaz de cumplir estos requisitos. El incumplimiento supondría el pago de la diferencia entre las cotizaciones pagadas y las que deberían haberse satisfecho sin la aplicación de la cuota reducida, por tanto si la reducción de la plantilla se debe a causas económicas no parece el mejor momento para tener que pagar esas cotizaciones atrasadas.

Para evitarse problemas futuros muchos prefieren pagar la cuota normal, ya que si al final prevén no poder mantener el nivel de la plantilla durante ese tiempo lo único que están haciendo es ahorrarse ahora un coste de Seguridad Social que acabarán pagando más adelante, cuando su situación económica sea peor que la actual.New Call-to-action