Medidas fiscales a tomar antes de fin de año

Medidas fiscales

Una vez comentada la avalancha de cambios que afectarán al IRPF y al Impuesto de Sociedades a partir del 1 de enero de 2015, podemos plantearnos, ¿qué medidas fiscales sería aconsejable tomar antes de finalizar el año? Vamos a verlo.

Medidas que afectan al IRPF

* Una de las medidas de mayor calado es la restructuración de la base imponible de ahorro. A partir de ahora, todas las ganancias patrimoniales tributarán en la base del ahorro, mientras en en la Renta de 2014, las generadas en un periodo de tiempo inferior a un año, tributan en la base imponible general. Por lo tanto, si estamos pensando en vender algún elemento patrimonial (bienes, acciones) es preferible esperar a 2015.

* Si vamos a vender un inmueble antiguo, es conveniente hacer números, porque, aunque la reforma mantiene los coeficientes de abatimiento (hasta un importe de 400.000 euros ), no así los de corrección monetaria. La bajada de tipos posiblemente compensará esta diferencia, pero mejor hacer cálculos concretos.

* Si tenemos participaciones sociales de una entidad y estamos pensando en repartir dividendos, podemos hacer un pequeño reparto ahora, ya que en 2015 desaparece la exención de 1.500 euros de la que sí disfrutan en la Renta de 2014. Pero cuidado, no repartamos tampoco una cantidad mayor, ya que los dividendos tributan también en la base imponible del ahorro y a partir de la cantidad exenta, el reparto deja de ser rentable.

* Si nuestra vivienda habitual es arrendada y estamos pensando en mudarnos, mejor ahora que el año próximo. El alquiler no deduce en la Renta de 2015, pero si nuestro contrato es anterior, sí podremos seguir disfrutando de la deducción hasta que finalice.

* El que esté a punto de jubilarse y quiera rescatar su plan de pensiones, sepa que no tiene por qué hacerlo de forma apresurada. En 2015 podrá rescatarlo igualmente con la reduccción del 40% y tributará a un tipo inferior.

* El autónomo que tenga por costumbre dar obsequios a sus clientes en estas fechas, que sepa que en 2015 ese gasto estará limitado al 1% del importe neto de su cifra de negocios, por lo que conviene hacerlo ahora.

Como resumen, podemos decir que la Reforma Fiscal premia el ahorro y baja los tipos impositivos, pero también limita ciertas deducciones. Tendremos que esperar a su puesta en marcha para ver si en realidad sus efectos son tan beneficiosos como se anuncia, aunque no será hasta la Renta de 2015, que se presenta en 2016, cuando podamos comprobar en nuestro bolsillo si los cambios han sido para mejor.





programa de facturacion