“El paso del papel a la factura electrónica fue de lo más natural”

Las empresas a día de hoy siguen teniendo problemas y, muchos de ellos, son los mismo que los que había hacer décadas. Eso sí, ahora, lo que cambia es la solución.

Hablamos de Interim management  con ePunto, una de las empresas que se dedican a ello en España.  “Estamos muy ilusionados porque tenemos un número importante de clientes que han confiado en nosotros para solucionar problemas de siempre con una solución novedosa”, cuenta emocionado su socio director. Una empresa que camina hacia un futuro prometedor y que se ha subido al carro de la factura electrónica. Es la forma, además, de tener su negocio gestionado “a la última”.

Emilio del Prado, ePunto

“Ofrecemos una solución diferente a los problemas de las empresas”, así resume Emilio del Prado la función de ePunto. Concretamente se dedican al Interim Management, es decir, prestan un servicio directivo y ejecutivo a la empresa durante el tiempo necesario para resolver el problema, sin engordar, dicen, su “masa salarial”. “Desde un punto de vista de resultados, el interim management es más eficaz y atractivo que la consultoría y la formación“, comenta Emilio. Esta práctica es, como quien dice, recién nacida en España pero, en países como Holanda, Reino Unido o Alemania se lleva utilizando cerca de una veintena de años.

Para explicar mejor en qué consiste su trabajo suelen hacer un símil con el fútbol. “Nuestra cartera de clientes es muy parecida a la de un representante de futbolistas: que una empresa necesita un delantero centro, nosotros se lo damos; lo mismo si es un defensa”. La única diferencia está en que “nosotros no le proporcionamos al “jugador” para dos o tres temporadas; se lo damos para cinco partidos o para uno, lo que sea necesario”. 

Pero no acaba todo ahí. Ellos también son una empresa con todo lo que eso conlleva. La aventura comenzó siendo Emilio autónomo, para lo que comenzó a usar anfix para llevar todo el tema de facturación. El salto lo dio cuando junto a sus socios el negocio pasó a ser una Sociedad Limitada. Para ello ya no sólo necesitaban la facturación (factura electrónica) sino también llevar la contabilidad. “El cambio fue un paso natural. anfix cubría desde un principio nuestras dos principales necesidades para gestionar la empresa, fue nuestra solución“, aclara Emilio.

Reconocen que el mayor cambio estuvo en la parte de contabilidad pero todo fue fácil. “Le pedimos a la asesoría que usara anfix. Le dimos acceso y, ahora, la satisfacción es total”.

Momento de hablar de dinero, de costes. “Miramos hasta el más mínimo detalle, incluido el papel que gastamos en enviar facturas”. Ahora “se han pasado” a factura electrónica y, además, han ahorrado costes.

Y si hay que sumar algo más fue el “poder personalizar las facturas electrónicas” dicen; “es de lo más interesante”.





programa de facturacion