¿Cuánto deberías pagar por un servicio de asesoría?

Precios que deberia pagar una empresa por una asesoría

1. ¿Cómo ayudan las asesorías a las empresas?

Las asesorías son un una herramienta fundamental para todo tipo de empresas.

Tanto las que no cuentan con un departamento de contabilidad propio como empresas más grandes.

Gracias a ellas,  las empresas pueden contar con el conocimiento y las recomendaciones de expertos sin necesidad de crear un equipo in house. Esto resulta, sin lugar a dudas, en un ahorro de costes y tiempo.

Para muchos pequeños negocios, el beneficio más inmediato de tener una asesoría es poder tener al día y sin errores sus obligaciones fiscales sin la necesidad de tener los conocimientos necesarios.

Por ejemplo en tareas de gestión como:

  • Contabilidad: Cada euro de la empresa, tanto el que entra como el que sale, debe estar registrado en la contabilidad. Para esto, lógicamente, es necesario llevar un control exhaustivo de todo lo que ocurre e invertir una buena cantidad de tiempo.
  • Impuestos: Las empresas están obligadas a pagar una serie de impuestos por su actividad económica: el Impuesto sobre Sociedades, el IVA, las retenciones a ingresos a cuenta del IRPF… Estos deben presentarse a través de un documento determinado en unas fechas concretas.
  • Otros trámites: Por ejemplo: gestión de patentes, despidos… Muchas asesorías ofrecen estos servicios puntuales con coste adicional, o puedes estar incluidos dentro de paquete que hayas contratado inicialmente.

Sin embargo el valor real de contratar un asesor no consiste únicamente en las tareas puramente de gestión…

⭐️ Consejo: El valor real de contar con un asesor, ya sea para una empresa grande o pequeña, reside en sacar verdadero partido al conocimiento y a la experiencia de los profesionales

2. ¿De qué depende el precio del servicio?

A la hora de contratar los servicios de una asesoría uno de los factores a tener en cuenta es el precio que nos ofrecen por sus servicios. Pero, ¿de qué depende la cantidad que vayas a pagar?

Generalmente los despachos calcularán los precios en base a dos factores principales:

  • El número de servicios de quieras contratar: Cada despacho cuenta con ofertas diferentes pero es importante tener en cuenta en este punto la cantidad de reportes que vayas a recibir, las herramientas a las que tengas acceso etcétera.
  • El volumen de negocio que tengas: a través de tu facturación anual, la asesoría también se hace una idea del volumen  de trabajo que puede generar tu negocio desde un punto de vista contable, tributario, etc.

3. ¿Cuáles son márgenes de precios razonables a pagar?

Como hemos dicho más arriba, el precio pueden variar notablemente de un caso a otro, tanto por volumen, servicios o por ubicación geográfica.

Os recomendamos que tengáis en cuenta otros aspectos a la hora de contratar un servicio y que calculéis si el precio de un servicio es razonable en base al beneficio que os aporta, y no solamente al la cuota.

Un buen asesor fiscal, que esté bien integrado en tu empresa, que conozca en profundidad el caso y que se anticipe a tus necesidades, puede hacerte ahorrar muchísimo dinero.

Por eso es importante que tengas una idea muy concreta de las funciones que desempeñará tu asesor/a y qué servicios vas a contratar. Así podrás hacerte una idea del beneficio real que esto supondrá para tu empresa.

Presta especial atención a la comunicación con tu asesor estipulando una serie de reportes y reuniones periódicas para que estéis siempre al día.

No olvides tampoco preguntar si tu asesor trabaja con anfix y así no tendrás que desplazarte nunca más para llevar documentos. Si no que contará con toda la información al instante y podrá ayudarte a solucionar cualquier problema de una forma mucho más eficaz.

4. Saca el mejor partido a tu asesor combinando sus servicios con anfix

Si estás buscando un asesor fiscal que te de el mejor servicios, te recomendamos que eches un vistazo a las asesorías certificadas en anfix. Aquí encontraréis expertos que utilizan las mejores herramientas para conectar con sus clientes y ofrecer un servicio de calidad.

Los asesores certificados tienen experiencia trabajando con anfix, lo que te garantizará una comunicación fluida. Compartiréis información en tiempo real para que puedas tomar siempre las mejores decisiones.

Aunque tu asesor no esté certificado puedes conectar tu cuenta de anfix con su despacho y obtener un mejor asesoramiento. prueba anfix gratis los primeros 15 días.