¿Qué actividades puedo desarrollar sin perder la prestación por desempleo?

actividades con paro

Hasta hace unos años, el cobro de la prestación por desempleo estaba sujeto a una regulación muy rígida, que impedía el desarrollo de actividades remuneradas. El cobro tan solo podía compatibilizarse con el empleo a tiempo parcial, que causaba la reducción de la prestación a la mitad.

Debido a la elevada tasa de desempleo, los requisitos exigidos para mantener el derecho a la prestación se fueron flexibilizando. Esto dio lugar a una serie de situaciones en las que una persona puede desempeñar un trabajo remunerado por cuenta ajena o por cuenta propia y seguir cobrando. Esas situaciones son las siguientes:

1. Se mantiene la compatibilidad de la prestación con el trabajo asalariado a tiempo parcial. Una persona que esté cobrando el desempleo y comience a trabajar a tiempo parcial, puede optar por interrumpir el cobro o compatibilizarlo. Si lo interrumpe, puede reanudarlo una vez finalizado el contrato. Si éste ha durado más de un año, habrá generado una nueva prestación. En este caso puede elegir en cobrar la nueva o reanudar la antigua. La que no elija no podrá cobrarla con posterioridad.

2.Compatibilidad de la prestación con el contrato de apoyo a emprendedores. Un desempleado que comience a trabajar como asalariado con un contrato indefinido de apoyo a emprendedores, podrá compatibilizar el 25% de la cuantía de la prestación que tuviera pendiente de percibir en el momento de la contratación. Para acogerse a esta compatibilidad, se exige que haya cobrado la prestación al menos durante 3 meses.

3.Compatibilidad con el trabajo por cuenta propia. Los menores de 30 años podrán compatibilizar la percepción de la prestación por desempleo con el inicio de una actividad por cuenta propia, por un máximo de 270 días, siempre y cuando el beneficiario no tenga trabajadores a su cargo.

Los mayores de 30 años que estén cobrando la prestación e inicien una actividad por cuenta propia, interrumpirán el cobro y podrán reanudarlo si la actividad dura menos de 24 meses. De no ser así, la prestación se considerará extinguida y no podrá volver a percibirla.





programa de facturacion