¿Qué es la Responsabilidad Social Corporativa?

Responsabilidad social corporativa

La Responsabilidad Social Corporativa se ha oído mucho en los últimos años, en especial entre las grandes empresas, eso sí, las más pequeñas pueden acogerse a esta práctica. Al fin y al cabo cualquier empresa, está enclavada dentro de un entorno del cual se beneficia al obtener mano de obra, clientes, y materias primas. Por eso las empresas deberían de realizar una contribución activa y voluntaria para mejorar ese entorno desde el punto de vista social, medioambiental, económico, etc.

La Responsabilidad Social Corporativa puede ser rentable, ya que puede diferenciar a la empresa en el mercado a través del desarrollo de su lado más social. Y para ello la Responsabilidad Social Corporativa debe de calar a todos los niveles de la empresa, tanto internos como externos: socios, trabajadores, proveedores, clientes, etc. Por lo que la decisión de aplicar la Responsabilidad Social Corporativa es una cuestión estratégica, es decir, a largo plazo.

Pero, ¿cuáles son las principales ventajas de la Responsabilidad Social Corporativa? De cara a justificar su implantación en especial en las pequeñas empresas, que tienen recursos limitados, podríamos resumirlas en las siguientes (para cualquier  tamaño de empresa y sector):

  • Permite acceder a fuentes de financiación, tanto públicas como privadas, para proyectos socialmente responsables.
  • Mejora la imagen de empresa, sin tener que invertir grandes cantidades en comunicación y publicidad, puesto que la Responsabilidad Social Corporativa es una forma de promoción gratuita y más creíble.
  • Fideliza a los clientes, al darles un argumento de diferenciación respecto de la competencia. Además es un argumento difícil de contradecir, puesto que la sociedad se está volviendo cada vez más comprometida.
  • Pero también fideliza y motiva a los empleados, haciendo que se comprometan más con los objetivos de la empresa. Aumentando la productividad de los recursos humanos.

Pero aunque no lo parezca la Responsabilidad Social Corporativa no es sólo patrimonio de las grandes empresas. Como decíamos también las más pequeñas pueden beneficiarse de ella. Lo que pasa es que son las grandes empresas las que más invierten en comunicar y publicitar sus proyectos de Responsabilidad Social Corporativa.

Cualquier empresa debe de comprometerse por mejorar su entorno, y más cuando la crisis ha generado más desigualdades sociales y el medio ambiente es cada vez una preocupación mayor. Para ello, colaborar con alguna asociación local o ayudar en una recogida de alimentos, puede ser el primer paso de un programa de Responsabilidad Social Corporativa de cualquier empresa.

Tú opinión es muy importante para nosotros, así que estás invitado a dejar tus comentarios y opiniones. Y si crees que el post puede ser de utilidad para otras personas, ayúdanos a difundirlo a través de Redes Sociales.





programa de facturacion