Qué hacer con los descuadres en los modelos informativos

errores modelos informativos

Estamos en el mes de enero y empresas y autónomos hacen sus cuentas para ajustar el ejercicio que se cierra, el 2015. A la presentación del cuarto trimestre de IVA, IRPF y retenciones se suman los modelos informativos de resumen que tantos problemas causan en las comprobaciones de impuestos. Los descuadres en las declaraciones informativas son una garantía de problemas, por lo que hay que repasar los datos cuidadosamente antes de presentarlos.

Los descuadres en el modelo 390

Los descuadres en el modelo 390 pueden deberse a que no coincida con exactitud la cifra de ingresos o la cifra de gastos totales del ejercicio, que deberán ser las sumas de los importes consignados en los modelos 303 de los cuatro trimestres del año (tanto de ingresos como de gastos). Si el descuadre es grande, por haber omitido alguna factura de ingresos o haber anotado mal una cifra, tendremos que presentar una complementaria. Lo mismo pasará si hemos duplicado gastos o si los hemos registrado incorrectamente, inflando su volumen.

Si el descuadre es pequeño lo más aconsejable es redondear la cifra de IVA en el modelo 390 para que coincida con exactitud con los importes declarados a lo largo del ejercicio. A partir de ahí, ajustamos las bases. Si la cifra anual de IVA soportado y repercutido no coinciden con los consignados en los modelos 303, los resultados a ingresar de los trimestres y la cifra final de IVA a compensar, si la hubiera, estarán también descuadrados y el programa nos dará una alarma que no permitirá su presentación.

Los descuadres en las retenciones

Los descuadres en los ingresos de retenciones tan solo pueden solucionarse con una complementaria. Si hemos ingresado de menos, tendremos que abonar lo que nos falta. Si el desajuste corresponde a varios trimestres, lo más práctico es corregirlo en el último, puesto que las complementarias fuera de plazo pueden ser objeto de sanción.

La información de los modelos resumen de retenciones (modelo 190, modelo 180, modelo 193…) es la que se utiliza para confeccionar los datos fiscales, por lo que hay que llevar mucho cuidado con su cumplimentación.

Lo más prudente en todos los casos en comprobar el resumen antes de presentar el cuarto trimestre. De este modo, estamos a tiempo de corregir en plazo lo que sea necesario regularizando la liquidación trimestral.

Los descuadres en el modelo 130

Los descuadres en el modelo 130 pueden corregirse en la Renta anual, si no son de importe elevado. Si lo son, tendremos que corregir los modelos trimestrales. Lo declarado en los trimestres debe coincidir con el total del año que figura en la Renta. De lo contrario, podremos recibir un requerimiento. Ingresar de menos en los trimestres supone un perjuicio para la administración que puede ser sancionable.

impuestos para autónomos y pymes