Qué novedades nos trae la Renta 2014

Rentanovedades

Seguimos con la Renta 2014 y repasamos ahora las novedades que presenta la declaración de ese ejercicio. Muchas de ellas ya se aplicaban en ejercicios anteriores, como la dedución por adquisición de vivienda habitual, que se eliminó en 2012. Podrán seguir aplicando esta deducción los que hubiesen adquirido su vivienda antes del 31 de diciembre de ese año. En el caso de viviendas en construcción, también podrán deducir los que hubieran dado algún pago antes del 1 de enero de 2013, aunque la obra finalizara con posterioridad a esa fecha.

Repasamos a continuación lo más significativo en cada apartado de la declaración de la Renta 2014.

Rendimientos del trabajo

– Las indemnizaciones por despido que no superen los 180.000 euros estarán exentas, siempre y cuando el despido se haya producido a partir del 1 de agosto de 2014 o bien se trate de un ERE aprobado o de un despido colectivo comunicado a la
autoridad laboral con posterioridad a 1 de agosto de 2014.

– Las cantidades satisfechas por la empresa en 2014 para formar a los empleados en el uso de nuevas tecnologías no suponen retribución en especie. Continúan exentas.

– Los trabajadores en el extranjero estarán exentos de tributar por los rendimientos percibidos con el límite máximo de 60.100 euros anuales.

Actividades económicas

– Limitación a la deducibilidad de las amortizaciones para las empresas que no sean de reducida dimensión.
– Se prorroga la reducción del rendimiento neto de las actividades económicas por mantenimiento
o creación de empleo
.

Ganancias patrimoniales

Exención de la ganancia patrimonial generada en la dación en pago de la vivienda habitual para cancelar una deuda hipotecaria. Será necesario que el propietario de la vivienda habitual no disponga de otros bienes en cuantía suficiente para satisfacer la totalidad de la deuda y evitar su venta.

– Exención de las ganancias patrimoniales generadas por la transmisión realizada a partir del 7 de julio de 2014, de acciones o participaciones de empresas de nueva o reciente creación que hayan permanecido en el patrimonio del contribuyente por un período superior a tres años, siempre que se cumplan ciertos requisitos.

Las las ganancias y pérdidas patrimoniales generadas durante un año (como las ventas de acciones que no hayan permanecido un año en nuestra propiedad) se incluyen en la base imponible general, mientras que las generadas en un plazo superior tributan en la base del ahorro. Este cambio se introdujo ya en el ejercicio pasado y supone aplicar un mayor gravamen a las plusvalías obtenidas en menos tiempo.

Integración y compensación de rentas

Se permite compensar los saldos negativos de la base del ahorro procedentes de la venta de preferentes o subordinadas con los saldos positivos de pérdidas y ganancias de la base imponible general.

Deducciones

Por gastos de alquiler: 2014 es el último ejercicio en el que podremos beneficiarnos de la deducción por alquiler. Podrán seguir haciéndolo en el próximo ejercicio los que hayan firmado su contrato antes del 31 de diciembre de 2014. Deduciremos el 10,05% de las cantidades satisfechas el alquiler de nuestra vivienda habitual, siempre que nuestra base imponible sea inferior a 24.107,20 euros anuales.

– Por inversión en el capital social de empresas de nueva creación. Este incentivo está en vigor desde el 29 de septiembre de 2013 y permite una deducir el 20% de la inversión realizada, con un límite máximo de 50.000 euros anuales.

Cabe recordar que el aluvión de novedades que se han anunciado con la reforma fiscal afectan a la declaración de 2015, que se presenta en 2016 y no al ejercicio fiscal que se liquida ahora, la Renta 2014.





programa de facturacion