¿Cómo afectará la reforma fiscal de 2015 a la venta de inmuebles?

reformas fiscal venta inmuebeles

Una de las medidas que contiene la reforma fiscal de entrada en vigor prevista para enero de 2015 es la relativaa la venta de inmuebles, debido a la eliminación de los coeficientes de actualización y abatimiento. La expresión resulta desconocida para la mayor parte de los contribuyentes, tanto personas físicas como empresarios. Pero afectará a cualquiera que quiera transmitir un inmueble de su titularidad, causando una tributación mayor en su Declaración de la Renta.

¿Qué son, pues estos coeficientes?. Los coeficientes de actualización, como su nombre indica son unos porcentajes que se aplican al valor de compra de un inmueble para corregir el efecto de la inflación, adecuando el importe inicial a su equivalente actual. Los coeficientes de abatimiento son unos porcentajes que permiten reducir una parte de la ganancia patrimonial derivada de una venta. Se reduce un 11,11% por cada año de permanencia que exceda de dos. Ambos inciden en que la venta genere una menor plusvalía y, por tanto, menor impuesto a pagar.

Este procedimiento es aplicable a los inmuebles, acciones o fondos de inversión adquiridos antes del 31 de diciembre de 1994. Hasta el 31 de diciembre del presente año esos coeficientes serán aplicables a las plusvalías generadas hasta el 20 de enero de 2006. Es decir, si yo vendo en octubre de 2014 un piso, aplicaré los coeficientes a la ganancia generada hasta el 20 de enero de 2006, el resto de la ganancia patrimonial tributará en su totalidad.

Para contrarrestar esta medida, se prevé que se incorporen en la base imponible del ahorro las ganancias y pérdidas patrimoniales, cualquiera que sea el periodo de permanencia en el patrimonio del contribuyente. Esto supone que a la plusvalía obtenida se le aplicarán unos tipos inferiores para el cálculo del impuesto a pagar. Actualmente, las plusvalías tributan al 21% para los primeros 6.000 euros de beneficio. Entre 6.000 y 24.000 euros pagan el 25% y a partir de ese nivel se aplica un 27%. En 2015, los primeros 6.000 euros tributarán al 20%, entre 6.000 y 50.000 euros aplicarán un 22% y por encima de ese umbral pagarán un 24%.

Concluyendo, si el bien inmueble se ha adquirido después del 31 de Diciembre de 1994, interesará realizar la transmisión en el año 2015 o 2016 por la bajada de tipos de la base del ahorro. En cambio, si se han adquirido antes del año 1994, interesará vender el inmueble antes de que entre en vigor la reforma fiscal, ya que podrá reducir parte de la ganancia patrimonial generada hasta el 20 de enero de 2006.





programa de facturacion