Reforma fiscal 2015: nueva tributación de los arrendamientos

Ref fiscal arrendamientos

Otra importante novedad que nos trae la reforma fiscal es la que concierne a los arrendamientos. Una vez suprimida la deducción por adquisición de vivienda desde el 1 de enero del presente año (para las viviendas adquiridas a partir de esa fecha), ahora le toca el turno a los alquileres. Y los cambios en la tributación de los alquileres afectan tanto a los inquilinos como a los propietarios.

Los inquilinos verán suprimida la deducción estatal por alquiler de la que actualmente pueden beneficiarse aquellos cuyas rentas no superen los 24.107,20 euros anuales. El importe de la deducción es el 10,05% de importe anual del arrendamiento, hasta un máximo de 9.040 euros anuales. Esta deducción se aplica tan solo a la cuota íntegra estatal y es compatible con las deducciones autonómicas por el mismo concepto.

Se contempla el establecimiento de un régimen transitorio para los alquileres de vivienda efectuados con anterioridad a 2015, de manera que la supresión sólo afectará a nuevos alquileres. Aquellos que tengan contratos anteriores podrán seguir aplicando la deducción hasta que éstos expiren.

Las novedades para los propietarios afectan también a aquellos contratos formalizados a partir del 1 de enero de 2015. Los arrendadores podrán practicar una reducción del 60% a los ingresos obtenidos por el alquiler de vivienda. En este aspecto, no hay cambios con respecto a la legislación existente hasta ahora. Pero lo que si supone una novedad es la supresión de la exención del 100% en los arrendamientos a menores de 30 años.

En la Renta de 2014, los ingresos obtenidos por el alquier de vivienda a menores de 30 años con rendimientos netos mayores que el IPREM estaban exentos de tributación. En el caso de contratos anteriores al 1 de enero de 2011, la edad se elevaba a 35 años. Esta medida desaparece, pasando a igualarse la tributación de todas las rentas generadas por este concepto.





programa de facturacion