Reforma fiscal: Los cambios en el Impuesto de Sociedades

reformafiscal impuesto sociedades

La reforma fiscal que dio a conocer el Gobierno tras el último Consejo de Ministros también trae cambios en el Impuesto de Sociedades. Finalmente se ha confirmado la intención del Gobierno de acercar el tipo impositivo al efectivo y para ello se rebajan dichos tipos a cambio del eliminar deducciones.

Nuevos tipos

La reforma supone la rebaja de los tipos impositivos. El tipo general quedará fijado en 2016 en el 25% para todas las empresas. De manera transitoria en 2105 se aplicará el 28% y en ese ejercicio las pymes seguirán con el tipo reducido del 25%.

Se mantiene el tipo reducido para las pymes de reciente creación, que es del 15% y se puede aplicar durante los dos primeros años de actividad de la empresa.

Fin de las deducciones y nuevas reservas

La rebaja de tipos lleva aparejada la desaparición de la gran mayoría de las deducciones que permitían rebajar la base de cálculo de la cuota a pagar en el impuesto. A partir de ahora sólo se permiten las relacionadas con la I+D+i.

Otra novedad de la reforma es la creación de dos nuevos conceptos que funcionarán como incentivo fiscal. La llamada reserva de capitalización permitirá a cualquier empresa aplicar una provisión exenta de impuestos. Esta provisión estará limitada al 10% de sus beneficios y al aplicarla las empresas podrán bajar su tipo impositivo del 25% al 22,5%.

La otra reserva es la llamada reserva de nivelación y sólo podrán aplicarla las pymes. Se optará a ella cuando la empresa emplee los beneficio no repartidos en el ejercicio en los recursos propios de la sociedad y permitirá no tributar por éstos durante cinco años. El objeto de esta reserva es crear un fondo para compensar las posibles pérdidas que pueda tener la empresa en el futuro.

Las empresas que apliquen estas dos reservas podrán dejar su tipo impositivo en el 20%.

Las Sociedades Civiles tributarán en el IS

También es importante destacar el cambio de tributación que sufrirán las Sociedades Civiles. Estas entidades, siempre que realicen actividades mercantiles, dejarán de estar sujetas al IRPF en el régimen de atribución de rentas y estarán obligadas a presentar el Impuesto de Sociedades.





programa de facturacion