Se acaba el plazo para presentar la Renta 2014

Rentafinplazo

El plazo voluntario para presentar la declaración de la Renta 2014 toca su fin. El día 25 terminó para la presentación de impuestos con domiciliación, pero hasta el 30 podremos presentarlas todavía en papel (en el banco o en la Agencia Tributaria) o telemáticamente, si son negativas o llevan inserto el NRC del pago ya efectuado. Disponemos del mismo plazo para presentar complementarias de ejercicios anteriores si tuviéramos esa obligación por haber percibido en 2014 rentas correspondientes a otros años.

Teniendo esto en cuenta, asegurémonos de cumplir con esta obligación anual, ya que la falta de presentación estando obligados nos causará problemas garantizados con la Agencia Tributaria.

A modo de consejo, cabe insistir en que un contribuyente puede estar obligado a presentar la Declaración de la Renta 2014 no sólo por lo que gana por nómina o pensión. Normalmente nos fijamos en los límites que obligan a declarar atendiendo a los rendimientos del trabajo y esto es un error grave. Si tenemos intereses de cuentas, como puedan ser las de plazo fijo, o de fondos, que superen el límite conjunto de 1.600 euros, tendremos que presentar el impuesto.

También si hemos recibido una subvención estatal que supere los 1.000 euros. Y una subvención estatal puede ser una ayuda del Plan PIVE para el cambio de vehículo, ayudas al alquiler para jóvenes (renta básica de emancipación), subvenciones para restaurar fachadas, ventanas….. Este tipo de subvenciones suelen pasarse por alto porque no suelen ser elevadas, pero hay que tener cuidado, porque Hacienda está revisando las cantidades otorgadas a los beneficiarios del plan PIVE del ejercicio 2010, que está a punto de caducar.

Además, el límite de estas ayudas que obliga a declarar es muy bajo. No es lo mismo omitir una subvención de este tipo en una renta presentada que el no haber presentado Renta 2014 cuando se estaba obligado a raíz de estas percepciones. Si Hacienda rectifica nuestra declaración porque nos faltan ingresos, nos sancionará con un importe equivalente al 50% de la cantidad dejada de ingresar (si de añadir estas subvenciones se genera importe a pagar a mayores). Pero, si no hemos presentado declaración la sanción es más grave, pues seguramente nos caerán 150 euros a mayores por ese incumplimiento.

También hay que tener en cuenta las rentas de los hijos, puesto que pueden estar igualmente obligados a declarar.

Aún estamos a tiempo, así que repasemos bien nuestras percepciones de 2014 en los días que quedan para no llevarnos disgustos.





programa de facturacion