¿Se te ha olvidado pedir el aplazamiento del IVA?

Olvidar pedir aplazamiento IVA

Desde que entró en vigor el actual modelo 303 en enero de 2014, la solicitud de aplazamiento de IVA se tramita de forma separada a la presentación del modelo. Hasta esa fecha, era imposible que uno se olvidara de pedirlo, porque al seleccionar esa forma de pago se abría una pantalla que nos obligaba a introducir los datos necesarios para gestionarlo.

Ahora es posible presentar el modelo, señalando la intención de solicitar un aplazamiento, pero no enviar esa solicitud, quedando así el modelo sin pago. ¿Y qué ocurre con ese modelo, entonces? Pues que entra directamente en apremio. Esto implica que el importe resultante de la autoliquidación se verá incrementado en un 20% al día siguiente de vencer el plazo voluntario de ingreso.

Si lo abonamos antes de que la Agencia Tributaria nos envíe la reclamación, el recargo se reducirá al 5%. Tendremos que ir a la Delegación de Hacienda y pedir que nos saquen la carta de pago con ese 5% a mayores.

Si recibimos la reclamación del pago, el recargo será del 10% siempre y cuando abonemos el importe íntegro dentro del plazo que nos indicará la carta.

Si no podemos hacerle frente y queremos aplazar toda la cantidad, tendremos que abonar el 20% de apremio. Aunque también es posible pagar una parte y aplazar el resto, disfrutando así de un recargo menor en el importe liquidado.

Sale más a cuenta olvidarse de presentar un modelo que presentarlo y olvidar el aplazamiento. Si presentamos un modelo fuera de plazo, tan solo tendremos que abonar el 5% de recargo, en caso de que la presentación se realice dentro de los tres meses siguientes al término del plazo voluntario; el 10% si es entre los 3 y los 6 meses; el 15% si es entre los 6 meses y el año y el 20% a partir de ese plazo.

Modelo 303 IVA