Hay servicios que no es necesario facturar

no necesario facturar

Todo autónomo o empresa tiene claro que existe la obligación de facturar. Y hay que hacerlo de manera general, con todas las entregas de bienes o prestaciones de servicios que se realicen en marco de una actividad empresarial o profesional. Conocemos también los datos que deben contener las facturas; datos para que se consideren válidas a efectos fiscales y para que cumplan el Reglamento de Facturación. No obstante, hay servicios que no es necesario facturar. Sin embargo se admiten como ingresos por parte del que los presta y como gastos para quién los percibe.

¿En qué operaciones no hay que facturar?

  1. Las operaciones exentas del Impuesto sobre el Valor Añadido. A excepción de las relacionadas con los servicios sanitarios y de hospitalización, las entregas de bienes inmuebles y las entregas de bienes exentas por no haberse podido deducir el IVA soportado.
  2. Las realizadas en actividades a las que sea de aplicación el régimen especial del Recargo de Equivalencia. Aún así, deberá expedirse factura en todo caso por las entregas de inmuebles sujetas y no exentas al Impuesto (salvo las efectuadas en ejecución de garantía).
  3. Las realizadas en actividades acogidas al Régimen Simplificado del IVA. Salvo que la determinación de las cuotas devengadas se efectúe en atención al volumen de ingresos. No obstante, deberá expedirse factura en todo caso por las transmisiones de activos fijos.
  4. Aquellas otras en las que así se autorice por el Departamento de Gestión Tributaria de la Agencia Tributaria. Dichas operaciones deben estar en relación con sectores empresariales o profesionales o empresas determinadas. El objetivo es evitar perturbaciones en el desarrollo de las actividades empresariales o profesionales.

Eso sí, deberá expedirse factura cuando el destinatario sea un empresario o profesional o un particular lo exija. Es la forma de ejercer un derecho de naturaleza tributaria, en las entregas a otro Estado miembro, en las exportaciones y cuando el destinatario sea la Administración Pública o una persona jurídica que no actúe como empresario o profesional.

5.- Las operaciones del Régimen especial de la Agricultura, Ganadería y Pesca. Sin perjuicio de tener que expedir un recibo (“recibo agrícola”), por el reintegro de las compensaciones si, a su vez, han adquirido los bienes o servicios a empresarios o profesionales acogidos al citado Régimen especial. En todo caso deberá expedirse factura por las entregas de inmuebles.
6.- Las operaciones financieras y de seguros. Cualquiera que se la naturaleza del destinatario incluso si éste actúa como empresario o profesional; con la excepción de las operaciones sujetas y no exentas que se localicen en el Territorio de Aplicación del Impuesto. Es decir Península e Islas Baleares, o en otro Estado Miembro (EM).

 

cómo hacer facturas

  • Lucre

    Hola Carmen.
    Este blog es de Argentina?
    Es muy interesante. Felicitaciones.

    • Fátima Román

      Hola Lucre! No, es un blog español que pertenece a la aplicación anfix (anfix.com) para pymes, autónomos y gestores 😉

  • R

    Hola, Carmen:

    En primer lugar, te doy las gracias por tus entradas en esta web, ya que son realmente útiles. Sin embargo, al leer este artículo, me entra la duda de si tengo o no que facturar las traducciones que realice para una agencia de traducción situada en otro país de la UE…

    La verdad es que me encuentro en una situación un tanto especial y no consigo respuestas claras ni de asesores ni de los propios organismos públicos. Te explico: desde principios de este mes (marzo) estoy haciendo traducciones desde casa para una agencia situada en otro país miembro de la UE. La agencia me ha dicho que tendré que emitirles una factura a final de cada mes para todas las traducciones realizadas dentro de ese mes, por lo que la próxima semana debería enviarles la primera factura (también me han dicho que podemos hacerlo cada 2 o 3 meses si lo prefiero). Aún no sé el volumen de trabajo que tendré en el futuro, pero si todo va como hasta ahora, no necesitaría buscarme ningún cliente más porque con este es suficiente.

    Mi idea era darme de alta en la Agencia Tributaria (solicitando el registro en el ROI) la semana que viene para poder emitirles la primera factura correspondiente al mes de marzo y esperar a ver si el trabajo coge “ritmo” para darme de alta también en autónomos (he leído que hay un plazo de un mes para darse de alta en autónomos desde la fecha del alta en la Agencia Tributaria). El caso es que, tras leer este y otros artículos, ya no tengo claro si este tipo de servicio se debe facturar (iría exento de IVA al ser una operación intracomunitaria y estar ambos registrados en el ROI), si es necesario que me dé de alta en autónomos (o puedo esperar hasta ver cuánto facturo y si va a ser algo continuo), qué tipo de estimación tengo que escoger (¿directa normal, directa simplificada u objetiva?), qué ocurre si todas mis facturas van a esta misma agencia (según tengo entendido, no llevarían ni IVA ni IRPF por ser una agencia de traducción situada en otro país de la UE) ni si entro en la categoría de Trade por trabajar para un único cliente (como digo, si todo sigue igual, con los encargos que me envía esta agencia tendría bastante, aunque no saben si en los próximos meses seguirá habiendo trabajo ni cuánto).

    Espero haberme expresado con claridad y que me puedas dar una respuesta cuanto antes, ya que la semana que viene tendría que dejarlo todo resuelto para emitir la factura correspondiente a este mes.

    ¡Un saludo y gracias de antemano!

    • Carmen Buján

      Buenas tardes.
      Muchas gracias por tu reconocimiento. En primer lugar hay que puntualizar que los servicios de traducción llevan o no IVA dependiendo de la naturaleza de lo que se traduce. Te remito a un artículo publicado en este blog en el que trata el tema. https://blog.anfix.com/el-iva-en-las-obras-de-traduccion/
      Sí que tienes que darte de alta en Hacienda y en el ROI. Si las traducciones deben llevar IVA pero no lo hacen por ser su destinatario de fuera de España, lo indicarás en la factura poniendo la coletilla “Operación no sujeta a IVA Español por Regla General de localización del IVA Art 69 Uno 1º de la Ley de IVA”. Tendrías que darte de alta en estimación directa simplificada. En cuanto a darte de alta en autónomos, depende un poco de tu volumen de ingresos y de la regularidad con que factures. Si facturas regularmente, aunque sea poco, lo más correcto sería que te dieras de alta. Si facturas poco, pero si el volumen de lo facturado equivale al Salario Mínimo Interprofesional en cómputo anual, también. En cuanto a lo del contrato TRADE, al ser tu destinatario de fuera de España no creo que te lo reconozca.
      Si te queda alguna pregunta, puedes volver a plantearla sin problema.