Si necesitas un trabajador, pueden interesarte las prácticas no laborales

Practicas no laborales

Un recurso al que pueden acudir las empresas que necesiten trabajadores es emplear a jóvenes que deseen realizar prácticas no laborales. A veces se confunde este recurso con la contratación de personal en prácticas o con los contratos de formación, pero es algo completamente distinto.

¿En qué consisten las prácticas no laborales?

Las prácticas no laborales están reguladas en el Real Decreto 1543/2011, de 31 de octubre. Consisten en ofrecer a los jóvenes entre 18 y 25 años la oportunidad de adquirir experiencia profesional desarrollando labores para las que tiene una cualificación académica.

Los jóvenes deberán estar inscritos en la oficina de empleo y tener una titulación oficial universitaria, de formación profesional, de grado medio o superior o un certificado de profesionalidad. Es necesario que no hayan tenido una relación laboral u otro tipo de experiencia profesional superior a tres meses en la misma actividad.

La empresa deberá nombrar un tutor que se encargue de supervisar las prácticas, que durarán entre 3 y 9 meses.

¿Qué requisitos se exigen a la empresa?

Las empresas que quieran ofertar prácticas no laborales deben firmar un convenio con los Servicios Públicos de Empleo y presentar un programa. Este programa es una informe que detalle el contenido de la práctica (ocupación del trabajador, habilidades…), su duración, las jornadas y horarios para su realización y el centro donde se realizará.

Los jóvenes que participen en el programa percibirán una beca de apoyo de una cuantía mínima del 80% del IPREM mensual vigente en cada momento. A la finalización de las prácticas obtendrán un certificado que detalle la práctica realizada, los contenidos formativos inherentes a la misma, su duración y el periodo de realización.

Si la empresa decide proceder a la contratación al concluir el periodo de prácticas, podrán acceder a medidas de apoyo a la contratación. Las prácticas no laborales en las empresas no supondrán, en ningún caso, la existencia de relación laboral entre la empresa y la persona joven.





programa de facturacion