¿Si tengo una idea puedo tener un negocio?

idea

A la hora de tener un negocio propio, tener una idea no es suficiente. Por experiencia te puedo decir que la clave al emprender está en la ejecución. Por eso malas ideas, en apariencia, se convierten en negocios exitosos gracias a una brillante ejecución y por eso grandes ideas no llegan ni siquiera a despegar del suelo. Pero sea como sea, lo que sí que es verdad es que la idea es el primer paso para ser emprendedor.

Yo durante años buscaba una idea con la que tener un negocio propio, y la verdad es que tras los años me di cuenta que a nuestro alrededor podemos encontrar decenas de ideas. No hace falta “inventar la rueda” sino aplicar  estos trucos para tener ideas. La clave es que tu idea sea realista y que aproveche una oportunidad en el mercado que nadie está aprovechando. Para ello, y antes de redactar un plan de negocio que apoye y desarrolle la idea, debes de:

  • Investigar al mercado: conocerlo bien y con ello me refiero a saber si tiene capacidad adquisitiva, datos demográficos, cuál es el tamaño potencial, y la posible respuesta a nuestros productos y servicios (es decir cómo valoraría nuestra oferta).
  • Investigar a la competencia: porque siempre va a haber alguien que venda lo mismo que tú, y más ahora que con Internet la competencia puede venir de cualquier lugar del mundo. Para los negocios físicos es muy fácil porque podemos ir a visitarlos en diferentes horas y días para ver cómo funcionan. Y en los negocios online también es sencillo, investigando a través de su presencia en Redes Sociales o a través de webs como Alexa. Y de todas formas si tu competidor tiene forma jurídica societaria, siempre podrás consultar sus datos en el Registro Mercantil, aunque lo más recomendable es probar por un día a ser cliente de la competencia.
  • Investigar el precio: no sólo si es alto o bajo para el mercado al que te diriges y en base al análisis de un competidor similar, sino el plazo de cobro del mismo. En negocios muy innovadores, como los relacionados con las nuevas tecnologías, a veces no existe un precio comparable por lo que la mejor solución es preguntar cuánto estaría dispuesto a pagar nuestro cliente potencial. Recuerda que el precio no sólo te posicionar en el mercado sino que además te permite cubrir los gastos de tu negocio y dejar un margen de beneficio.
  • Investiga la ubicación: por último y no menos importante a la hora de tener un negocio, debes de analizar si una ubicación concreta puede determinar el éxito o fracaso del negocio, en especial para aquellos que necesitan un espacio físico. Y en el caso de que necesites un local, analiza si el tráfico de viandantes o residentes en la zona es acorde a tu nicho de mercado.

Como consejo final, no investigues en exceso. Porque si quieres tener un negocio propio, nada podrá sustituir a la experiencia y cuando obtenemos las mismas respuestas a las mismas preguntas suele ser el momento de tomar decisiones.

Tú opinión es muy importante para nosotros, así que te invito a que dejes tus comentarios y opiniones. Y si crees que el post puede ser de utilidad para otras personas, ayúdanos a difundirlo a través de Redes Sociales.





programa de facturacion