Tengo un pequeño negocio: ¿necesito tener una estrategia?

pequeño negocio

La estrategia es uno de los términos empresariales más usados en la literatura empresarial y en las Universidades o Escuelas de Negocio. Sin embargo es un concepto que nunca ha acabado de calar en los pequeños negocios, que se preocupan más del día a día que de hacia dónde se están dirigiendo y de cómo se enfrentarán a los retos que, a buen seguro, les deparara el futuro.

La razón de esta divergencia es muy fácil, los economistas y profesionales de la gestión de empresas no han sabido traducir los anglicismos empresariales y los conceptos rebuscados al lenguaje del pequeño negocio. Pero realmente cualquier negocio por pequeño que sea necesita tener una estrategia, una visión a largo plazo que le permita ejecutar las acciones necesarias para alcanzar sus objetivos: crecer, generar beneficios, o incluso ser una forma estable de autoempleo. Todo negocio debe de tener una estrategia que se componga por:

  • Una misión, visión y valores: al igual que en nuestra vida personal todos sabemos qué queremos hacer en la vida, cómo nos gustaría que sea el futuro y sobre todo cuáles son los valores con los que pensamos alcanzar esa misión y visión. Las empresas y los negocios por pequeños que sean deben de tener un motivo para existir y una visión de futuro a alcanzar siguiendo sus propios valores. Aunque sea por el mero hecho de que las personas que trabajan en ese negocio también los tienen.
  • Presupuestos: en cualquier casa hay un presupuesto de ingresos y gastos para gestionar la economía doméstica, a veces está escrito y a veces se lleva de cabeza. En una empresa y negocio suele ser más complejo y por eso hay que llevar una contabilidad, por abreviada que sea. Y en ese caso la contabilidad nos sirve para saber si estamos cumpliendo ese presupuesto que debemos de tener como guía de la salud de la economía de nuestro negocio.
  • Cuadros de mando: indicadores que nos permitan tener una visión global del desarrollo de nuestra estrategia de negocio. Si te das cuenta el vehículo que conduces, tiene también un cuadro de mandos que permiten al conductor saber que todo va bien para llegar sano y salvo a su destino. Pues lo mismo sucede en tu negocio, la estrategia se traduce en el control del día a día con un cuadro de mando que recoja los parámetros claves de tu negocio o empresa.

Como has podido ver los elementos anteriores ya están presentes en nuestra vida personal para ayudarnos en el día a día, así que, ¿todavía crees que tu empresa no necesita una estrategia que los integre?.

Tú opinión es muy importante para nosotros, así que te invito a que dejes tus comentarios y opiniones. Y si crees que el post puede ser de utilidad para otras personas, ayúdanos a difundirlo a través de Redes Sociales.





programa de facturacion




Comentar

Venga, lánzate y haz el primer comentario. Estamos deseando escucharte.

Hacer un comentario