Una sociedad no inscrita no tiene responsabilidad limitada

Socios

La responsabilidad limitada viene dada por la inscripción en el Registro Mercantil, que es un requisito que deben observar las entidades mercantiles (Sociedades Anónimas y Limitadas). Dicha inscripción debe realizarse dentro del mes siguiente a la constitución en escritura pública. Al depositar una escritura para su registro se da publicidad a su contenido, que se anota para que cualquier interesado pueda consultarlo.

Sin embargo, hay ocasiones en que se constituye una sociedad, pero no se inscribe en el Registro Mercantil. Las consecuencias del incumplimiento de ese deber se recogen en el artículo 39 de la Ley de Sociedades de Capital, que dice “Una vez verificada la voluntad de no inscribir la sociedad y, en cualquier caso, transcurrido un año desde el otorgamiento de la escritura sin que se haya solicitado su inscripción, se aplicarán las normas de la sociedad colectiva o, en su caso, las de la sociedad civil si la sociedad en formación hubiera iniciado o continuado sus operaciones.”

Es decir, una sociedad mercantil que no se inscribe para a considerarse a efectos legales como una sociedad civil. Por lo tanto, no adquiere personalidad jurídica y no se le aplica el régimen de responsabilidad limitada. Se convierte en una sociedad irregular. Una entidad mercantil, mientras no se inscribe en el Registro, no es sujeto pasivo del Impuesto Sobre Sociedades. Si realiza operaciones, el rendimiento lo declararán los socios en el IRPF.

Los socios responderán de las obligaciones asumidas en nombre de la sociedad irregular. La responsabilidad será personal, ilimitada y solidaria en caso de que el patrimonio de la sociedad no alcanzara para cubrir las operaciones efectuadas por su cuenta. Cualquier socio tiene derecho a instar la disolución de la sociedad y exigir, previa liquidación del patrimonio social, la restitución de sus aportaciones.

Si una sociedad irregular realizara la inscripción registral posteriormente, será en ese momento cuando adquiera personalidad jurídica y cesará la responsabilidad solidaria de los socios y representantes. Sin embargo seguirán respondiendo por las actuaciones realizadas con anterioridad a la inscripción.





programa de facturacion




Comentar

Venga, lánzate y haz el primer comentario. Estamos deseando escucharte.

Hacer un comentario