Y tú, ¿tienes bienes en el extranjero que tengas que declarar?

Bienes extranjero tw

Desde la entrada en vigor de la amnistía fiscal en 2012, numerosos ciudadanos han regularizado sus patrimonio mediante la declaración tributaria especial, modelo 720. A primera vista, puede dar la impresión de que esta declaración afectan tan solo a contribuyentes con unas rentas y un patrimonio de elevada cuantía pero, quizá no sea así. Repasemos en qué consiste esta declaración y quién tiene que presentarla.

¿Quién tiene que declarar?

Cualquier persona física o entidad residente en España que tenga bienes en el extranjero de los que sea titular (propietario) o bien sobre los que tenga algún poder de representación, sea apoderado o beneficiario. Por ejemplo, un autorizado en una cuenta bancaria tendrá que declarar la misma aunque no sea de su titularidad.

¿Qué hay que declarar?

1. Cuentas corrientes y depósitos abiertos en entidades bancarias ubicadas en el extranjero (entidad, número de cuenta, fecha de apertura y saldo). 2. Valores representativos de la participación en cualquier tipo de entidad. Acciones y participaciones en fondos propios de entidades, seguros de los que el contribuyente sea tomador o beneficiario, rentas temporales o vitalicias. 3. Bienes inmuebles ubicados en el extranjero, así como derechos constituidos sobre ellos (país en el que se ubica, valor y fecha de adquisición). Se incluirán en la declaración aquellos bienes cuyo valor en conjunto, para los grupos 1 y 2, supere los 50.000 euros. Es decir, si tengo varias cuentas bancarias se tomará la suma del saldo de todas ellas. Lo mismo ocurrirá con los valores. En el caso de inmuebles se aplicará el límite a cada uno de manera individual.

¿Cómo y cuándo se declara?

El modelo 720 se presenta exclusivamente por vía telemática durante los tres meses siguientes a la finalización del período al que se refiere la declaración. (La declaración de 2014 se presentará de enero a marzo de 2015).





programa de facturacion